Abogados exigirán ventanilla de Profeco en Pánuco

Antonio Rivera Lam, presidente de la Academia de Abogados y Profesionistas Afines, estableció que los consumidores no pueden estar en estado de indefensión.
Antonio Sergio Rivera Lam, presidente de la Academia de Abogados y Profesionistas Afines.
Antonio Sergio Rivera Lam, presidente de la Academia de Abogados y Profesionistas Afines. (Aristeo Abundis)

Pánuco

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), deberá tomar en cuenta a Pánuco para establecer una delegación o al menos una ventanilla de recepción de quejas o aplicación de sanciones pues al llegar la temporada de mayor movilidad comercial también llega la tradicional temporada de mayores abusos de comerciantes y prestadores de servicios, aseguró el presidente de la Academia de Abogados y Profesionistas Afines, Antonio Sergio Rivera Lam, quien estableció que los consumidores no pueden estar en estado de indefensión.

Rivera Lam, estableció que por lo pronto los abogados constituirán un frente de defensa para denunciar por la vía legal a todos aquellos prestadores de servicios o comerciantes que atenten contra la economía y el patrimonio de los consumidores pero aseguró que este es un trabajo y obligación que debe de asumir la Profeco y que al menos en esta región no ha cumplido de manera cabal, pues no existe forma de quejarse ante ellos de manera rápida ya que la oficina más cercana se encuentra en Tuxpan a 200 kilómetros de esta cabecera municipal.

Dijo que la temporada invernal, que incluye fiestas decembrinas y de principio de año, son el pretexto ideal para malos prestadores de servicios y voraces comerciantes por lo que es urgente que se le ponga un freno a esta situación ya que la economía familiar es la principal afectada con estas omisiones.

Propuso que autoridades municipales a través de las comisiones de comercio, brinden atención ciudadana y servicios coadyuven en las labores de vigilancia para evitar abusos y que estos mecanismos sean los primeros enlaces con la Profeco, para evitar mayores lesiones al patrimonio familiar.