Lucha antibullying debe continuar en escuelas

Pide la Comisión de los Derechos Humanos en Tamaulipas que todos los involucrados permanezcan en la lucha.
Caso de bullying en una secundaria en Tabasco; las autoridades investigan el caso.
Bullying (Especial)

Ciudad Mante

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Tamaulipas, recomendó a todos los que están inmersos en la labor educativa y autoridades, a no descuidar la lucha antibullying que se intensificó luego del lamentable hecho que le costó la vida a un jovencito en la capital del Estado.

Alma Delia Vázquez Montelongo, dijo que el tema de la violencia escolar y sus manifestaciones que se han hecho públicas, ha crecido en los últimos tres años y los acosadores son desde los propios alumnos, hasta maestros y directivos.

Recordó que el ciclo escolar pasado, los maestros cerraron con al menos siete denuncias en su contra por maltrato escolar, ya sea por haberlo permitido o infringido de forma directa contra algún alumno.

Por ello, señaló que quienes están inmersos en este tema, iniciando por los padres de familia, alumnos y autoridades educativas, deben de seguir atentos a que este fenómeno no se siga acrecentando.

"También estamos involucrados autoridades como el sistema DIF, los propios Derechos Humanos y más instituciones que tenemos que ver en la erradicación de este problema y por ello es que es importante no olvidarlo ni desistir".

Señaló que de parte de la comisión de derechos humanos en Tamaulipas, el ciclo escolar pasado se logró capacitar a un gran número de maestros, alumnos y padres de familia en contra del bullying y están dispuestos a seguir realizando esta labor.

"Como organismo defensor de los derechos humanos estamos en toda la disposición de continuar con estas capacitaciones, también estamos obligados a continuar en esta lucha contra el bullying y por supuesto que lo seguiremos haciendo tanto por iniciativa como por petición de los planteles escolares".

Vázquez Montelongo, señaló que el trabajo organizado permitirá que cada vez estos casos disminuyan tanto en número como en intensidad del acoso, lo cual garantizará que en ningún momento llegue a suceder un caso tan lamentable como el ocurrido en una secundaria general de Ciudad Victoria en donde falleció un menor a causa de lesiones infringidas por sus propios compañeros de escuela.