Año difícil para transportistas de carga: STIAT

Por lo que varios de ellos prefirieron vender sus camiones o incluso emigrar a EU.
Transportistas de carga venden sus vehículos y emigran.
Transportistas de carga venden sus vehículos y emigran. (Milenio)

Ciudad Valles

Para los empresarios transportistas de carga o fleteros, este año fue tan complicado, que incluso hubo varios que renunciaron a esta actividad para ocuparse en otras, e incluso uno se fue de "mojado" a Estados Unidos.

Así lo reconoció Ángel Hernández Cruz, líder de transportistas del STIAT quien refirió que una de las estrategias a las que recurrieron, fue a unirse formando recientemente una coalición de sindicatos que él dirige, esto para que exista mayor orden y se evite la desleal competencia.

"Con esto no caemos en el canibalismo por la desesperación de querer ganarle un flete al compañero que al final de cuentas nos afectaba a todos", expresó.

Mencionó que a finales del 2012 tenían la expectativa que este año sería bueno y que se iba a reactivar después de las lluvias de septiembre por la aplicación de programas de gobierno emergentes, sin embargo esto no ocurrió. Calcula que el trabajo les redujo hasta 30 por ciento.

A lo negativo se sumó el incremento mensual de combustibles, lo que generó que algunos que tenían años de dedicarse a esta actividad, la dejaran para buscar en otros sectores.

"Hay quienes han vendido sus camiones, otros han dejado el trabajo para buscar otro, de lo que sea; la semana pasada un compañero se fue de forma ilegal a Estados Unidos a probar suerte. Yo creo que de diez a quince han cambiado a otra labor o están por hacerlo", asentó.

Otra consecuencia es que han tenido que despedir trabajadores, pues en su caso dijo que tiene nueve conductores de camiones y solo está esperando pasen estas fechas decembrinas para despedir a cinco.

"De ayuntamientos tuvimos poco trabajo; nosotros somos contratados en rehabilitaciones de caminos de la Junta Estatal de Caminos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes pero ha reducido mucho. Del ayuntamiento de Valles ha habido poca obra y hablamos de 300 a 400 camiones que son insuficientes", señaló.

Actualmente se ocupan en el acarreo de materiales para los trabajos de la rehabilitación de la carretera Tanquián – Barrancón que son alrededor de cuatro kilómetros, así como en Tamapatz – Tamaxal en Aquismón de aproximadamente dos kilómetros.

La coalición la integran 37 organizaciones con alrededor de 500 personas.

En cuanto a costos, llevan más de un año y medio que no incrementan tarifas pues por ejemplo, cobran 14 pesos metro cúbico el primer kilómetro cuando van a recorrer caminos de terracería, mientras que si se trata de caminos asfaltados o pavimentados, son 10 pesos metro cúbico y cinco pesos los siguientes.