Analizarán efectos de cultivo transgénico

"Autorizar la siembra de este producto sería una irresponsabilidad muy grande", dijo el titular del El Colegio de Posgraduados (Colpos), José Luis Figueroa.
En México cada año se siembran entre 7 y 8.4 millones de hectáreas de maíz.
(Tania Contreras)

Texcoco

"Estamos muy comprometidos en que se realice un análisis real del efecto de los transgénicos en México, porque autorizar la siembra de este producto sería una irresponsabilidad muy grande, ya que se acabaría con todas las variedades locales del país, ya probadas y adaptadas a las condiciones ambientales en la actualidad", dijo el titular del El Colegio de Posgraduados (Colpos), José Luis Figueroa.

"La desventaja principal para nosotros es que desplaza o contamina a las variedades criollas que hay en México, donde hay diversidad en color, nivel de producción, en cuanto a resistencia a enfermedades, plagas, para su explotación en valles altos, zonas cálidas, tenemos de todo; por lo menos hay 40 razas nativas", explicó.

El inconveniente que tiene el país como centro de origen del maíz, es que los transgénicos podrían desplazar, e incluso desaparecer las variedades nativas, porque "aquí se generó el maíz y se dispersó para Centroamérica y Sudamérica, luego se desplazó a otros países".

Añadió que "ya fue autorizado sembrar el maíz transgénico en algunas áreas, vía Congreso, en tanto que el riesgo del maíz transgénico es que contaminaría los maíces nativos, por lo que ese acuerdo se debe revertir desde el Congreso".

"En teoría, se supone que van a dejar algunas áreas de separación entre zonas de siembra del maíz transgénico y maíz criollo, pero eso no garantiza que los insectos polinizadores o los colibríesno lleven polen entre uno y otro, lo que generaría contaminación de las especies nativas", dijo.

Entre las trasnacionales que están interesadas en sembrar el maíz modiicado genéticamente se encuentran Monsanto, Pioneer y Syngenta.