Analizan arquitectos diseño e infraestructura de TJ

Se trata de un proyecto de rescate de espacios en Tijuana para utilizar los lugares abandonados en lugares productivos

Tijuana

La falta de combinación en el uso de suelos en Tijuana frena el desarrollo económico de la ciudad, por lo que deben considerarse estructuras nuevas, plantearon especialistas.

Durante el panel “Arquitectura que transforma ciudades”, en la presentación de un proyecto de rescate de espacios abandonados, el urbanista y catedrático de la facultad de arquitectura de la Universidad de San Diego, René Peralta, resaltó que en Tijuana se ha “cambiado de piel pero de estructura no”.

“El uso mixto no es la panacea, pero bien estructurado sí ayuda a que haya actividad en la calle, comercio en la zona y que los consumidores puedan bajarse sin usar el carro”, dijo.

Por su parte, el fundador del proyecto  reactivando espacios, Manuel Buenrostro, afirmó que hay un proceso de cambio y transición en la política pública para emprender el rescate de lugares abandonados. 

En el proyecto participan 120 personas quienes colaboran de forma binacional y con inversión privada.

“Buscamos lugares abandonados y tratamos de hacer una investigación para ver con qué dinámica podemos integrar el espacio, que le pueda dar vida y que se sume al nuevo desarrollo de la ciudad, que para nosotros es la economía emergente, creativa”, argumentó. 

El lugar rescatado era una estación de autobuses que recibía semanalmente hasta 20 mil turistas; el proyecto de reactivando espacios rescató la infraestructura que estuvo siete años abandonada.

En el panel participaron Aarón Gutiérrez, Guillermo M. de Castro Mannix, Ignacio López, además de René Peralta.