Ampliación carretera Lagos-León, con retraso y peligrosa

Autoridades prometieron concluirla antes de acabar el año, pero aún faltan varios frentes por terminar.
El proyecto estaba contemplado para concluirlo en este año, pero faltan varios puntos por terminar
El proyecto estaba contemplado para concluirlo en este año, pero faltan varios puntos por terminar (Gustavo González Ontiveros)

Lagos de Moreno

Los trabajos para ampliar a cuatro carriles la carretera libre Lagos de Moreno-León se han convertido en fuente de molestias y accidentes para automovilistas y peatones, además de que en las obras se observa un notable retraso, pese a que las autoridades federales se pusieron de plazo este 2014 para concluir la ampliación.

Vecinos y conductores de Lagos de Moreno que se ven en la necesidad de circular por este camino todos los días han señalado que las desviaciones y rutas alternas no están debidamente señalizadas y por la noche se torna difícil la circulación, sobre todo para quienes no conocen la ruta, lo que ha originado ya algunos accidentes.

Uno de los tramos donde más se han registrado accidentes por los trabajos de ampliación, de acuerdo a registros de los servicios de emergencia de Lagos de Moreno, han sido en el entronque con la calle El Tepetate, en la colonia Vista Hermosa, donde se han registrado unos 15 choques entre vehículos; otro punto peligroso es el entronque con el camino a la comunidad de Comanja, donde han ocurrido en los últimos días tres derrapes de motocicletas, así como el nodo vial en construcción de Alto de Moya, donde se dieron otros dos derrapes.

En estos casos, los accidentes se han debido a la presencia de grava suelta y escombro en el camino y la mayoría de los percances han dejado personas lesionadas.

En tanto que en la curva de El Tigre, un abrupto desnivel de asfalto hace que muchos vehículos resulten dañados de la suspensión si van a alta velocidad, mientras que a lo largo de todo el camino se puede observar una señalización deficiente, aunado a que muchos conductores hacen caso omiso de las advertencias, provocando los accidentes ya señalados.

Incluso los mismos trabajadores de la obra han sido víctimas de percances, pues hace unos meses tres hombres quedaron sepultados por un alud de tierra que había sido removida para construir un puente, sin embargo los empleados lograron sobrevivir y sólo requirieron ser hospitalizados.

También, durante el recorrido hecho por dicha vía federal, se pudo observar hay grandes pedazos de escombros, dejados a pocos centímetros del arroyo vehicular, por lo que los conductores deben estar muy atentos para esquivarlos y no dañar sus vehículos.