Amparos empantanan el Macrolibramiento

Tres ejidos negocian con enviados de SCT México, pero sólo uno dio el sí; el resto permanece en conflictos internos ante tribunales agrarios y federales.
Pese al acuerdo que se alcanzó con el ejido Cedros, la SCT aún negocia los desistimientos de dos ejidos más para continuar con las obras.
Pese al acuerdo que se alcanzó con el ejido Cedros, la SCT aún negocia los desistimientos de dos ejidos más para continuar con las obras. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El dolor de cabeza de los juicios de amparo, que motivaron que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no otorgara prórroga a las autorizaciones en materia de impacto ambiental del Macrolibramiento de Guadalajara, desde abril de 2014, no se ha terminado.

Los litigios internos en los ejidos San Juan Evangelista, de Tlajomulco, y La Capilla, de Ixtlahuacán de los Membrillos, así como el fuerte condicionamiento que el ejido Cedros, del mismo último municipio, para levantar sus dos juicios de garantías, lleva a un escenario de resolución definitiva de un semestre a dos años, dado el estado que guardan los juicios pendientes.

Mientras los responsables del Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y del gobierno del estado, difunden que esos conflictos son un problema del pasado, quien ha debido visitar de forma recurrente la zona es el subdirector de instrumentación legal de proyectos de carreteras concesionadas de la SCT, Israel Quintín Tavera Sainz, en busca de negociar los desistimientos.

En el caso de Cedros, en diciembre pasado este funcionario logró sacar adelante un acuerdo con la asamblea general de ejidatarios (instancia que es tradicionalmente ignorada por los gestores de macroproyectos, lo que deja en fragilidad legal las obras) en el cual la SCT se comprometió a rehabilitar y reubicar caminos, a reconstruir tramos destruidos, a hacer puentes y pasos, a establecer alcantarillas, cunetas, drenes y cauces para evitar inundaciones y para garantizar el acceso permanente a las tierras de cultivo, como condiciones necesarias para desistirse de los juicios 2676/2012 y 655/2013. Sin embargo, dos parcelas que forman parte del tramo quedan fuera de las obras del libramiento, que edifica el concesionario, Constructora Ideal SA, en tanto no se haya cumplido con todas las condiciones, además de la entrega de un pago extra por la servidumbre de la vía terrestre, de acuerdo al documento del acuerdo, con copia en poder de MILENIO JALISCO.

Más difíciles son los otros dos casos: la representación legal de esos ejidos está en conflicto ante los tribunales agrarios. Y si bien, grupos ejidales que reconocen un acuerdo con la SCT han buscado que se dé el desistimiento, se han topado con la fuerza de la “representación sustituta” de quienes en su momento promovieron los juicios que actualmente están en suspensión. Según la defensa de los promotores de los amparos, esto deriva de la división interna que generó la SCT en el pasado, que repartió dinero sin observar  los derechos agrarios, con tal de sacar los convenios fast track.

El juicio de amparo 942/2012 de La Capilla es ilustrativo del pantano procesal de estos asuntos. En esa comunidad, un grupo proclive al acuerdo con la SCT, liderado por Ignacio Arana Ortiz, se presentó en el juicio y pidió que sus promotores fueran desconocidos al tratarse de autoridades supuestamente investidas legalmente. Pero su proceso de elección está impugnado en el Tribunal Unitario Agrario número 15, y ni siquiera se le dio registro al acta de asamblea en el Registro Agrario Nacional.

El juez cuarto de Distrito en Materias Administrativa y del Trabajo señaló que al encontrarse sub judice (en suspenso) la representación, no podían presentarse al juicio. Su superior, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, le pidió reconocer su derecho a presentarse, más no a desistirse mientras no se resuelva el juicio agrario previo (queja 78/2013).

Los amparos en La Capilla y San Juan Evangelista involucran casi una decena de documentos ejidales que se han impugnado en tribunales agrarios por apócrifos o simulados, lo que hace que esa historia vaya para largo. El enviado de SCT México ha sido enterado cabalmente de los detalles, que impiden que la Semarnat otorgue la prórroga, mientras públicamente, SCT Jalisco y gobierno del estado hablan de que “ya no hay amparos”. 

Macrolibramiento

Obra ilegal

Desde abril de 2014 no tiene renovación de autorización ambiental los 111 km de la ruta de cuota que desfogará la carga pesada del área metropolitana de Guadalajara, debido a los amparos

Incumplimientos

Tampoco la SCT ha reconocido compromisos para construir al menos 78 pasos de fauna, que asumió con Tlajomulco y grupos ecologistas

Amparos pendientes

Cedros ya se desistió del amparo 2676/2012 y tiene en trámite el 655/2013. Los ejidos La Capilla y San Juan Evangelista mantienen suspensiones contra el Macrolibramiento en el marco de los juicios de amparo 147/2012 y 942/2012