Piperos venden agua en más de mil pesos en Ameyalco

Vecinos de San Bartolo Ameyalco denunciaron que quienes se oponen a la ampliación del Sistema Cutzamala son los piperos, que venden el agua desde 800 hasta mil 800 pesos por camión.
San Bartolo Ameyalco durante la madrugada
La obra hidráulica en San Bartolo Ameyalco concluyó esta madrugada. (Alejandro González)

Ciudad de México

Los llamados piperos venden el agua hasta en mil 800 pesos a los pobladores de San Bartolo Ameyalco por lo que con la construcción de la red hidráulica se ven afectados sus intereses económicos, denuncian vecinos de la delegación Álvaro Obregón.

En conferencia el jefe delegacional, Leonel Luna, señaló que no se entiende que después de año y medio de negociaciones, un grupo reducido de pobladores se siga oponiendo a las obras, por lo que dijo que "podría" haber un trasfondo derivado de los intereses de los que han convertido en negocio el abastecimiento de agua, sin embargo, no quiso profundizar porque dijo: "Es una investigación que está a cargo de la Procuraduría General de Justicia del DF".

Ahí mismo el vecino de Santa Rosa Xochiac, Amador González señaló que los piperos cobran en promedio 800, mil, mil 200, mil 400 y en temporada de escasez hasta mil 800 pesos por una pipa de agua de 10 mil litros para una familia, que les dura en promedio un mes.

Añadió que desconocen quiénes sean los dueños de estos negocios ya que simplemente por teléfono los contactan y piden el servicio, sin embrago resaltó que evidentemente es un negocio para ellos ya que la mayoría de los vecinos se abastecen de esta manera.

La delegación les envía una pipa por semana que abastece a 20 familias y asegura ese líquido sólo sirve para las necesidades de un día.

Durante la conferencia, Luna señaló que la presencia de la fuerza pública este miércoles obedeció en primera instancia a evitar una confrontación entre los vecinos que están a favor del proyecto y los que se oponen y también garantizar la integridad física de los pobladores, tanto de la empresa contratista como del gobierno delegacional, del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y le Gobierno de la Ciudad.

"Si no hubieran estado los elementos de la Secretaría la agresión hubiera sido directa contra los habitantes que están a favor de la obra, los que están reclamando ese derecho y también de los trabajadores de la delegación".