Amarillamiento letal podría contaminar otras plantas

Sergio Hernández, investigador de la UAAAN Coahuila, señaló que la región está atravesando una “contingencia ambiental”, ya que la enfermedad no es algo para tomarse a la ligera.
La Narro  pidió el mapa regional donde se presentan mayores incidencias de la enfermedad, para conocer la dispersión que tiene en la Comarca Lagunera.
La Narro pidió el mapa regional donde se presentan mayores incidencias de la enfermedad, para conocer la dispersión que tiene en la Comarca Lagunera. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Sergio Hernández Rodríguez, profesor investigador de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, informó que existe una amplia posibilidad de que el myndus crudus se propague a otras plantas de la región, diseminando el fitoplasma que está provocando el amarillamiento letal a otras plantas.

El investigador acotó que la chicharra prefiere plantas hospedantes como las gramíneas o poáceas como es el césped, maíz, sorgo, trigo, entre otros.

Destacó que es necesario hacer estudios de colecta en el maíz de la región, para conocer a ciencia cierta si ya se hospeda o no en los cultivos de consumo humano.

El profesor aseguró que los estudios tendrán que abarcar la maleza, como es el césped San Agustín, zacate pata de gallo, zacate halepense, incluyendo los cultivos que pertenecen a la familia de las poáceas, el vector también se ha reportado en otra familia como es las asteráceas o plantas de hojas anchas.

“La autoridad municipal en su información respecto al amarillamiento letal, informó que el maíz podría ser un reservorio del vector, esto es cierto, sin embargo no hay nada confirmado, son necesarios estudios que avalen esa información”, comentó.

La chicharra tiene muchas especies, además se debe detectar si todas están contaminadas con el fitoplasma en su aparato bucal, cabe recordar que el fitoplasma fue importado a la región con una palma contaminada, el insecto que propagó la enfermedad a las otras palmas podría hacer los mismo con otras de la entidad.

El problema de las palmas no es privativo de la zona, ya se presenta en otras partes del país, el fitoplasma está presente en las regiones costeras del sur, en Veracruz, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Quintana Roo, Guerrero, Oaxaca, Yucatán.

La Narro pidió al Ayuntamiento las trampas azules y amarillas que el municipio utiliza para el monitoreo, con eso se podrá identificar si se tiene una sóla especie de chicharra o se traen varias contaminadas, para analizar el comportamiento de este vector.

El investigador señaló que la región laguna está atravesando una “contingencia ambiental”, ya que la enfermedad de las palmas no es algo para tomar a la ligera ya que tenemos un fitoplasma extranjero y muchas especies del vector que la propaga.

“Lo que se tiene que hacer es combatir el vector de forma química o biológica, además de atacar la maleza hospedante. Se debe tener mucho cuidado para erradicarlo y no dañar a las abejas, recomendamos un producto que se llama sivanto prime, este producto mata a todas las especies de chicharras'', concluyó.