Por contingencia, Medio Ambiente prohibirá palmas

Susana Estens, titular de la dependencia en Torreón, señaló tres acciones contra el problema, la aplicación de la oxitetraciclina, controlar la enfermedad  y la extracción de las plantas muertas.
Respecto a los viveros que siguen vendiendo palmas en la región, la funcionaria se pronunció por entablar pláticas con ellos y exhortarlos a que no traigan más a la región.
Respecto a los viveros que siguen vendiendo palmas en la región, la funcionaria se pronunció por entablar pláticas con ellos y exhortarlos a que no traigan más a la región. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Susana Estens de la Garza, titular de Medio Ambiente, informó que promoverán un convenio entre investigadores de alguna institución federal o universitaria, que les ayude a determinar si el myndus crudus está hospedado en otra planta de la zona.

La funcionaria manifestó que en la última sesión de trabajo con especialistas en la materia, incluyendo la academia, el investigador José Samaniego del INIFAP, mencionó que el cultivo del maíz puede ser hospedero, es decir que puede albergar al myndus crudus, eso es muy diferente a decir que lo puede afectar.

Al cuestionarla si ya se realizan estudios a través de convenios con investigadores e instituciones educativas o de investigación, como podría ser CINVESTAV, COECYT, INIFAP, entre otros, señaló que están analizando esa posibilidad, de acuerdo al presupuesto vigente, entre otras cuestiones administrativas.

“Resulta complicado hacer un control del vector, porque se puede dispersar plaguicidas o algún otro producto sin que afecte a otros insectos. Este vector vive además de las palmas en el pasto, en el maíz, sorgo, trigo, esto no significa que afecten a estas otras plantas necesariamente”, agregó.


Señaló que lo urgente es actuar en tres líneas de acción, la primera es la aplicación de la oxitetraciclina, la otra es controlar la enfermedad con la aplicación de otros productos y finalmente la extracción de las palmas muertas o con gran daño.

Estens pedirá a la Secretaría de Medio Ambiente en el Estado, la colaboración para que no se permita la entrada de más palmas a la región, como medida de precaución para evitar la contaminación.

Respecto a los viveros que siguen vendiendo palmas en la región, la funcionaria se pronunció por entablar pláticas con ellos y exhortarlos a que no traigan más a la región, mientras pasa lo que conoce como amarillamiento letal. 

Dijo que analizan los alcances que tiene su dirección y la jurisdicción que está abarca, para prohibir en el municipio la entrada o manejo de las palmas.