Alteños y gobierno estatal estudiarán hidrología del Verde

Acuerdan activistas sociales con el secretario de gobierno, Arturo Zamora realizar una investigación seria bajo principio de precaución por el cambio climático.
Valorarán el impacto negativo de la presa El Zapotillo.
Valorarán el impacto negativo de la presa El Zapotillo. (Mariana Hernández)

Guadalajara

El gobierno de Jalisco ya se comprometió con los ciudadanos que defienden la permanencia de Temacapulín y la preservación del agua del río Verde en Los Altos, la realización del estudio hidrológico que demostraría que no existe el agua comprometida para la ciudad de León, señaló la asociación civil Conredes.

“El acuerdo más importante de nuestra reunión con el secretario general de gobierno, Arturo Zamora Jiménez, la pasada semana [martes 26 de noviembre], fue la elaboración, de forma conjunta con los técnicos del sector oficial, del balance hidrológico de la cuenca del río Verde que incluya criterios de cambio climático y en consecuencia, el principio de precaución -o precautorio-“, destacó el presidente de la asociación, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez.

“Estos datos, aunque importantes, no serán el factor determinante de la solución final -sí o no al trasvase-, sino que permitirán que se valore e incluya el impacto negativo que representaría dejar sin agua al sector agropecuario de Los Altos de Jalisco, incluyendo sus impactos estatal y nacional -que no se tiene valorado actualmente- y que todo esto forme parte del Plan de Desarrollo Integral de la Región Alteña que se estará elaborando”, añadió.

Los ciudadanos entregaron un pliego de peticiones al secretario, en el que destacan: “Solicitamos la suspensión temporal del proyecto El Zapotillo, incluida la concesión que permitirá llevarse el agua de Los Altos por el acueducto El Zapotillo-León, así como todas las obras relacionadas al pretendido trasvase hasta que se hayan corregido los estudios que le dieron origen al mismo –aplicando para ello el principio 15, de precaución, signado y ratificado por México y contenido en la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y el Desarrollo; utilizando series estadísticas no anteriores a los últimos veinte años e incluyendo criterios de cambio climático-. Los estudios hidrológicos en los que se basa el decreto de reserva de aguas nacionales y que sustentan a dicho proyecto -trasvase- son obsoletos y no correspondan a la situación actual. Estos nuevos estudios hidrológicos sólo serán reconocidos si cuentan con la participación, en su elaboración, de los representantes de los sectores productivos y organizaciones civiles de Los Altos de Jalisco”.

Añaden: “Si dentro de los estudios especificados en el punto anterior, se demuestra que existe un excedente de agua en la cuenca del río Verde y que el desarrollo integral de Los Altos de Jalisco no se verá perjudicado de ninguna manera, menos aún en tiempos de sequía, entonces el proyecto, ya corregido, será avalado. Bajo este escenario el gobierno –en sus tres niveles- se compromete a generar de manera conjunta con los usuarios de aguas nacionales y de la sociedad organizada, un plan integral para la recarga artificial de los acuíferos de la zona y para la creación de infraestructura que permita retener las aguas”.