Tránsitos del sur libran denuncias ciudadanas

Tampico ha emitido cinco reportes, Madero 14 y Altamira solo una investigación; “no me fallen”, les pide Armando.
Elementos viales de Altamira recibieron nuevos uniformes y equipamiento móvil y de comunicación.
Elementos viales de Altamira recibieron nuevos uniformes y equipamiento móvil y de comunicación. (Yazmín Sánchez)

Zona Conurbada

Los elementos de Tránsito de Tampico, Madero y Altamira han librado alrededor de 20 denuncias interpuestas ante los municipios, debido a actos de prepotencia y corrupción, señalaron las contralorías de los ayuntamientos.

Desde que iniciaron las administraciones municipales, en el caso de Tampico hay hasta el momento cinco quejas todas contra elementos de tránsito de las cuales solo una se resolvió porque el ciudadano quejoso ya no ratificó.

En Madero existen 14 quejas de las cuales solo hubo una llamada de atención, mientras que en Altamira solamente está en investigación un elemento vial.

En Tampico la Contraloría reporta solo cinco quejas, todas corresponden a Tránsito y Vialidad, de acuerdo con el contralor Javier Martínez Guillén, los ciudadanos no piden una sanción para los elementos y solo un caso ha sido resuelto porque el quejoso no ratificó su denuncia.En el caso de sanciones administrativas a servidores públicos, la Contraloría municipal no ha recibido quejas sobre su desempeño.

“Llevamos como cinco quejas, regularmente se refieren a algunos incidentes en el centro por cuestión de tránsito, el proceso es que se aplique el reglamento de tránsito y con ese fin turnamos la queja ante ellos en un plazo razonable para que nos contesten qué acciones correctivas tomaron y poder darla de baja, eso es lo único que hemos manejado”, precisó.

Martínez Guillén sostuvo que las contralorías no deben ser vistas como policías de los municipios, dijo que el término se debe erradicar porque “aquí somos promotores de acciones de mejora”.

Señaló que su tarea principal es la de ofrecer soluciones de mejora en todos los procesos que se llevan a cabo en el Ayuntamiento.

“No para crear conflictos, jamás lo haremos, está dentro de mi ideología como persona por todos los puestos que he pasado no busco conflictos… soy una persona buena, vengo a hacer amigos y a ofrecer mi 34 años que estuve en una empresa paraestatal con otro enfoque de calidad total”, afirmó.

Mientras que en Madero de octubre a la fecha la Contraloría municipal ha recibido 14 quejas  de ciudadanos contra elementos de tránsito, siendo el municipio con mayor número de denuncias, de las cuales no se han aplicado ningún tipo de sanción al servidor público ya que en su mayoría han sido resueltas, expresó el titular de la dependencia, Fernando Rodríguez Ruiz.

Expuso que no se aplicaron sanciones y en algunos casos solo hubo una llamada de atención, para que realicen mejor su trabajo sobre todo cuando tengan que entablar algún tipo de diálogo con los conductores.

“Hemos recibido 14 quejas y ya están casi todas resueltas, es decir que muchas de las inconformidades son por las multas aplicadas de los agentes de Tránsito a los automovilistas que conducían bajo el influjo del alcohol,  eso basta para que se hicieran acreedores a la sanción”, explicó.

Rodríguez Ruiz, destacó que no ha sido necesario efectuar un careo, el infractor después de exponer su queja  reconoce que sí cometió una falta y que había ingerido bebidas embriagantes.

De igual forma la Contraloría de Altamira tiene en proceso dos investigaciones en contra de funcionarios municipales por el mal desempeño de sus labores, inclusive, una de las quejas es por corrupción y de comprobarse culpabilidad el funcionario sería dado de baja.

El responsable del área, Marco Gómez Castillo informó que la queja por corrupción fue en contra de un elemento de Tránsito que pedía dinero para evitar la multa.

“En el tránsito es la baja inmediata ya que fue por extorsión, ha sido muy claro el alcalde de que ahí no hay perdón ni compadrazgos. El que se le encuentre y se le compruebe extorsionando a la ciudadanía va para afuera”, aseveró.

Mientras tanto la segunda denuncia se interpuso por parte del área de Desarrollo Urbano y porque el funcionario se tomó atribuciones que no le correspondían.

“Es sobre un empleado de Desarrollo Urbano, el mismo personal lo descubrió haciendo un trabajo particular a una persona que venía a hacer un trámite (a la oficina municipal), sobre todo permisos de construcción. El estaba cobrando y asesorando a la persona”, sostuvo el contralor.

Al respecto el alcalde de Altamira, Armando López Flores, exhortó a los elementos de Tránsito a comprometerse con su labor y a cumplir su deber, con el fin de mantener la imagen y el nombre del municipio de manera intachable.

“Queremos que Altamira sea ejemplo con sus cuerpos de seguridad, así que, hay les encargo mucho la imagen, el nombre y la dignidad de Altamira, está en sus manos. Hay les encargo… no me fallen”, expuso el alcalde a su corporación de Tránsito y Vialidad.

El municipio entregó a los elementos de la Delegación de Seguridad Vial vehículos compactos último modelo, unidades Patriot rehabilitadas y motocicletas, así como  radios, uniformes y apoyos alimentarios. 

“Vamos cumpliendo con nuestros compromisos, ahora les corresponde a ustedes hacer bien las cosas, aplicar la ley como se debe. A partir de hoy, sin distingos, quien no cumpla el Reglamento de Tránsito será sancionado”, afirmó el edil. 

La entrega incluyó la reparación de la torre de comunicación, ubicada en las instalaciones de la Delegación de Tránsito.