Solución de descargas a laguna cuesta 9 mdp

Obras Públicas reconoce que no puede aplicar la inversión debido a que el problema está en un sector privado.
Buscan considerar dentro de algún presupuesto público el monto para remediar el problema.
Buscan considerar dentro de algún presupuesto público el monto para remediar el problema. (Jesús Jiménez)

Altamira

La contaminación a la laguna del Champayán por parte de diversos fraccionamientos se resuelve con una obra que cuesta entre siete y nueve millones de pesos, pero el ayuntamiento de Altamira no puede absorber la inversión por tratarse de un sector particular, señaló el secretario de Obras Públicas Antonio Martínez Nimmerfall

El funcionario municipal reconoció que el problema que dieron a conocer vecinos del Villas Náutico Residencial requiere una solución urgente, por lo que aseguró que el alcalde Armando López está en la mejor disposición de colaborar y apoyar a los vecinos en buscar esquemas y lograr una salida justa y ecológica, lo que hasta ahora no ha ocurrido.

Expresó que a los residentes del Villas Náutico se les vendió un fraccionamiento equipado con vigilancia privada y todos los servicios.

Recordó que en estos casos, se forma un comité de vecinos donde éstos pagan los gastos de alumbrado, vigilancia, jardinería, reparación de calles y mantenimiento de su red hidro sanitaria.

"En cuanto al drenaje, la compañía les prometió que primeramente iban a operar con un cárcamo con una planta de tratamiento y enseguida les iban a hacer una infraestructura, de tal forma que las aguas residuales se conectarían a la red municipal".

Añadió que lamentablemente la compañía se declaró en quiebra y los dejó con este problema, en donde el Ayuntamiento se ve limitado para intervenir, por tratarse de un fraccionamiento privado, dijo.

"Como municipio hemos tenido acercamiento en dos ocasiones, se han dado pláticas incluso con

Comapa y hay un proyecto ya elaborado para resolver su situación, que hasta el año pasado traía un costo de entre siete y nueve millones de pesos".

Explicó que el proyecto consiste en construir una toma de niveles, fabricar un colector cárcamo e introducir una línea de presión para sacar el agua hasta la red municipal. Enfatizó que con esta infraestructura el problema se solucionaría totalmente.

Antonio Martínez comentó que en anteriores ocasiones el municipio ha facilitado camiones, para sacar viajes de desechos, pero esto han sido solo mejorales y la obra sería una solución de fondo.

"Para nosotros meternos a operar este tipo de obras dentro de un fraccionamiento privado primero deben entregarlo al municipio para poder considerarlo dentro de algún presupuesto público, sin embargo se pueden buscar esquemas para que la obra se lleve a cabo sin que deje de ser un fraccionamiento privado".

Reconoció que sería injusto que por la contaminación se sancionara, a los vecinos, que finalmente son los primeros afectados por ese foco de contaminación y no los culpables.