Anuncian operativo de seguridad para Semana Santa

Serán cerca de 2 mil 500 elementos, entre policías, marinos y militares, quienes vigilarán carreteras y sitios turísticos de Nuevo León, del 11 al 28 de abril.
Se analizó el operativo en el Palacio de Gobierno.
Se analizó el operativo en el Palacio de Gobierno. (Foto: Agustín Martínez)

Monterrey

Durante las vacaciones de Semana Santa, cerca de 2 mil 500 elementos policiacos, apoyados por marinos y militares, resguardarán carreteras y sitios turísticos de Nuevo León.

Este operativo dará inicio desde el viernes 11 de abril, hasta el lunes 28 del mismo mes.

Como parte del dispositivo de seguridad, se realizó este viernes una reunión en el Palacio de Gobierno, encabezada por Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad en Nuevo León, además de que asistieron jefes policiacos y de municipios urbanos y rurales.

"Los municipios, sin perder la responsabilidad que tienen de cuidar la zona urbana, de cuidar los robos, tienen también la misión de proporcionarle seguridad a la población", comentó ante los medios informativos el general Flores Gómez.

El funcionario reconoció que localidades como Parás, Agualeguas y Melchor Ocampo no cuentan con una corporación propia, por lo que el Estado les brindará el apoyo.

"Fuerza Civil, Policía Federal, el Ejército y la Agencia Estatal de Investigaciones, con los recorridos que hacemos, les proporcionamos esa seguridad, y donde hay necesidad se cubren también los lugares donde vayan a tener esparcimiento", reiteró el General.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública y Vialidad de Escobedo, General Hermelindo Lara Cruz, indicó que el operativo se enfocará en los sitios concurridos durante estas fechas.

"Vamos a tener recorridos en los principales turísticos que le corresponde a cada municipio. Vamos a vigilar las vías de comunicación, como las carreteras hacia esos centros turísticos. Vamos a mantener presencia en los centros comerciales", aseveró.

Sin embargo, el mismo funcionario advirtió que las corporaciones no desatenderán los sectores comerciales o habitacionales, pues muchas viviendas estarán deshabitadas temporalmente.

"Nosotros vamos a hacer un plan. Hicimos un plan, pero lo vamos a aplicar de manera especial y vamos a seguir protegiendo a los ciudadanos en sus domicilios, para los que salgan de vacaciones", puntualizó.

En total serán 2 mil 100 elementos, la mayoría policías estatales y municipales, apoyados por marinos y militares, quienes se desplazarán en 290 vehículos.

A ese contingente se le sumará el personal que se desempeña en los municipios del área rural, en las diferentes zonas de la entidad.