Beneficios de las semillas modificadas son inciertos

El investigador y catedrático de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez del Estado de Durango, asegura que varios estudios aún no arrojan resultados, pues están en proceso.
Beneficios de las semillas modificadas son inciertos.
Beneficios de las semillas modificadas son inciertos. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

Luego de que el delegado de la Sagarpa en la Comarca Lagunera, José Armando García Triana, diera a conocer el inicio del proceso de la probable autorización del uso e introducción de la semilla transgénica de alfalfa en la región, investigadores se han manifestado porque se vigile su rendimiento y se realice un análisis del rendimiento de utilizar cultivos modificados genéticamente.

El investigador y catedrático de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez del Estado de Durango (FCB UJED), Cándido Márquez Hernández, señaló que en la actualidad las repercusiones o beneficios que se pudieran presentar son inciertos.

Dado que este tipo de semilla modificada tiene tan sólo tres años comercializándose en Estados Unidos, significando que los primeros estudios independientes apenas se encuentran en proceso, por lo que esta información estaría por darse a conocer a mediano plazo.

"Debemos resaltar que nuestra región es la cuenca lechera la más importante a nivel nacional y es de suma importancia que se vigilen de cerca los rendimientos y análisis económico de la posibilidad de utilizar este cultivo modificado genéticamente", expuso.

Explicó que una semilla transgénica es aquella que es manipulada a nivel genético para insertarle tal o cual cualidad que le permite ser resistente a plagas, maleza u otros factores que pudieran representar un peligro para ella.

Precisó que sobre esta semilla en particular no se tienen estudios fuera de la empresa que las investiga y distribuye comercialmente.

"Regularmente las compañías como Monsanto y Bayer realizan una investigación en coordinación con las universidades, pero se quedan al interior de ellas, dado que al ser subsidiadas con fondos privados sucede así”.

Agregó que la alfalfa es una de las pocas semillas que se utilizan en la agricultura que no se habían modificado hasta recientemente.

“Son sólo tres años los que tiene en el mercado de semillas americano, después de que se le otorgó la autorización para sea empleada en este sector, de ahí que las investigaciones ajenas a la empresa aún se encuentran en proceso”, resaltó.

Ante el inicio del proceso necesario para que sea autorizada en México, se debe de dar como hasta ahora, dado que la cuenca lechera local es una de las más grandes de Latinoamérica y tomando en cuenta factores tales como los rendimientos que se tendrán, tanto en toneladas por hectáreas contra la inversión de agua que se tiene que realizar y sobre todo el costo - beneficio.

“Siendo una semilla cara será vital que el análisis económico sea positivo”.

Dijo que por parte de los investigadores nacionales, se buscará tener acceso a los estudios que se publiquen para formar sus opiniones al respecto de esta nueva semilla transgénica que podría llegar a ser usada en los cultivos de la región y el país.