Alertan de tratamientos de ‘fantasía’ para curar cáncer infantil

Como tráfico de esperanza calificó el jefe de la unidad de Oncología Pediátrica del Hospital General de Tijuana, Mario Alberto Ornelas, tratamientos a base de oxigeno líquido o veneno de alacrán
Especialistas visitarán la región para la detección de cáncer en niños y adolescentes
(Milenio Digital)

Tijuana

A sus dos años de edad Mario fue diagnosticado con un tipo de leucemia muy agresiva, desde entonces viaja junto con Yannin Juárez, su madre, desde Ensenada hasta el Hospital General de Tijuana para recibir quimioterapias.

La joven madre detalló que el niño empezó con fiebres constantes; más tarde fue diagnosticado con anemia y tras realizarle estudios le detectaron cáncer; ante la falta de recursos económicos recurrió al patronato del Hospital General para solicitar ayuda, porque no podía cubrir los gastos.

“El punto más complicado fue cuando se sintió, fue cuando me dijo el doctor que era una de las más riesgosas y las probabilidades que tenía mi niño de sobrevivir a esa enfermedad era del 50 por ciento. Ahorita se le está poniendo cada dos meses una quimioterapia, pero nada más cada dos meses”, explicó.

Los tratamientos oncológicos que ofrece el Hospital General de Tijuana a niños son efectivos para tratar distintos tipos de cáncer, por lo que los padres de familia no deben confiarse en tratamientos de fantasía o que no estén reconocidos para tratar a estos pacientes, afirmó el jefe de la unidad de Oncología Pediátrica de este centro hospitalario, Mario Alberto Ornelas Sánchez.

“El tratamiento que va enfocado al cáncer puede ser con cirugía, con quimioterapia, con radioterapia o alguna combinación de esas tres modalidades, son tratamientos reales, no son tratamientos de fantasía (como) oxigeno líquido, veneno de alacrán azul, todo eso no sirve es un tráfico de esperanza”, advirtió.

Refirió que los padres de familia deben de revisar la salud de sus hijos para evitar la detección tardía de cáncer y aumentar las posibilidades de vida.

Ornelas Sánchez detalló que actualmente hay  48 niños internados en la unidad Oncológica del Hospital General de Tijuana y otros 150 menores están bajo vigilancia para evitar recaídas.