Alertan de riesgo por demolición de torre Tanarah

Con los argumentos del Gobierno de San Pedro al ordenar esta acción, la administración reconoce que el edificio está en peligro de colapsar, opina el arquitecto Jorge Longoria y Juan Ignacio ...
En junio pasado, las autoridades clausuraron la obra ubicada en avenida Vasconcelos.
En junio pasado, las autoridades clausuraron la obra ubicada en avenida Vasconcelos. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

Especialistas en urbanismo dieron a conocer este viernes los riesgos que podría provocar la demolición del excedente de la torre Tanarah en el municipio de San Pedro Garza García.

Para Jorge Longoria Treviño, CEO de Long-Tree, consultoría en desarrollo inmobiliario, el plan de derrumbe de más de 23 metros de la edificación ubicada en Vasconcelos, “no es cosa sencilla”.

El especialista comentó que se requerirá de empresas calificadas con maquinaria especializada para poder demoler y evitar daños en pisos inferiores por sobrecarga de escombros.

Otro de los riesgos que existen, comentó, son las edificaciones vecinas. Longoria Treviño detalló que se debe tener cuidado con la caída de material y se debe proteger la fachada de cristal.

“Este proceso puede tomar varios meses y los costos de la demolición seguramente será por varios millones de pesos, dependiendo de la técnica y proceso a utilizar”, dijo.

Al respecto, Juan Ignacio Barragán, presidente de la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey (Surmac), coincidió con Longoria Treviño en que la demolición de cuatro losas de entre piso, la azotea y el helipuerto es onerosa y de complejidad.

“Esto no puede ser definido ni como una persona como yo o al azar, tiene que haber estudios sumamente con confianza y minuciosos que tendrán que llevarse a cabo, antes de darse la habitabilidad al edificio”, advirtió.

A decir de Barragán, si el desarrollador no cumple y el municipio tiene que intervenir, actualmente San Pedro no cuenta con la capacidad de derrumbar el excedente de la torre por el costo que le generaría.

“La administración no tiene la capacidad, tiene que contratar despachos externos, la administración sólo puede vigilar que se hagan y tiene que ser a cargo del constructor.

“Son onerosos porque hay que estudiar los núcleos de las columnas para ver qué nivel de fragmentación tiene, la modelación computacional, columnas, vigas cimentación y luego por ahí otros problemas de la estructura del centro comercial ligado a la torre lo que puede hacer que afecte al centro comercial”, apuntó el especialista.

Al revelarse la situación de la torre Tanarah, en la que se exponen que 12 de las 15 columnas se encuentran fuera de norma, Longoria Treviño manifestó que en sus argumentos la administración reconoce que el edificio está en riesgo de colapso.

“Si es así no entiendo porque no están evacuando toda la plaza Tanarah y no llevan a cabo el cierre de la avenida Vasconcelos.

“Ya que de no hacerlo y de resultar ciertas dichas afirmaciones, el propio municipio está cayendo en una irresponsabilidad que conlleva alto riesgo para la población”, destacó.

Barragán coincidió con la idea del arquitecto Longoria, en que hay peligro latente en la torre y para las personas que transitan diariamente por Vasconcelos.

“Una estructura de este tipo ya dañada se puede colapsar, estamos hablando de un tema donde pudiera haber vidas humanas en peligro”, destacó.

Para el presidente de la Sociedad de Urbanismo, la mayoría de los problemas estructurales se pueden solucionar, pero el de la cimentación es complicado.

“Creo que el quitarle esos cuatro pisos sería el primer paso y una vez con la estructura aligerada sería indispensable un dictamen técnico con un grupo de expertos externos”, detalló.

Según Barragán, la aprobación original para el edificio era de sólo 12 pisos.

“Desgraciadamente la administración municipal no tomó las precauciones de exigirle, sobre todo a la administración anterior los estudios técnicos que avalaran sus acciones, hay un tema de falta de control urbano”, destacó.

Fue el pasado jueves cuando el municipio notificó un plazo de cinco días naturales para que los dueños de la torre Tanarah, es decir, Desarrolladora Trinity, SA de CV, a nombre de Francisco Montemayor, presenten un plan de demolición del excedente.

De lo contrario, el Ayuntamiento está autorizado para hacerlo con cargo a la empresa.

CLAVES

ADVERTENCIAS

Acatar la orden emitida por el municipio requerirá de una empresa calificada con maquinaria especial para evitar daños en pisos inferiores por sobrecarga de escombro.

Asimismo, es necesario revisar la estructura del centro comercial ligado a la torre, a fin de prevenir riesgos para los usuarios del inmueble.