Alertan crecimiento de “trabajos precarios”

Provocan una mayor desigualdad laboral en el país, en donde se ha llegado a niveles indignantes de explotación y sumisión de la clase trabajadora, dijo Ángela Giglia Ciotta.
Muchos no ofrecen las prestaciones de ley.
Muchos no ofrecen las prestaciones de ley. (Iván Carmona)

Valle de México

El incremento de los trabajos precarios, particularmente en el sector de los servicios de consumo, ha provocado una mayor desigualdad laboral en el país, en donde se ha llegado a niveles indignantes de explotación y sumisión de la clase trabajadora, alertó Ángela Giglia Ciotta, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Los empleados en el sector de los servicios de consumo –diversos tipos de vendedores en centros comerciales y concesionarias de autos, despachadores en gasolineras, empacadores de supermercados, acomodadores de auto en estacionamientos y cuidadores de autos en establecimientos, además de los meseros– carecen de derechos laborales, incluido el salario.

"Tienen en común que su labor es útil para el consumo, trabajan subordinados a un patrón, pero una buena parte o la totalidad de su ingreso no proviene directamente del empleador, sino que deriva del consumidor bajo la forma de propina, además de que son obligados a ser dóciles, atentos, seductores y hasta serviles", precisó.

TE RECOMENDAMOS; El boom automotriz, ¿pero más caro?

Giglia Ciotta resaltó que son empleos precarios porque no responden a las características de un trabajo digno o decente definido por la Organización Internacional del Trabajo, de contar con estabilidad y derechos laborales plenos, seguridad social, ejercicio de libertad y autonomía sindical.

La doctora en Antropología por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París aseveró que si bien una buena parte de ellos labora en empresas formales y paga impuestos, "son trabajadores precarios".

En una ponencia denominada "¿Cómo se reproduce la desigualdad laboral?: Etnografía de los servicios al consumo", la investigadora expuso que como resultado de diversos cambios socioeconómicos, el trabajo estable se ha transformado y pulverizado en diversas figuras de contratación laboral: por contrato de tiempo determinado, por horas, días, semanas o eventual.

Por ello, apuntó, "la perspectiva de tener un seguro de gastos médicos o una jubilación ya no está en el horizonte de los empleados".

RAM