Alerta: efectos biológicos por material radioactivo

Las personas que manipularon el Cobalto de la unidad vehicular robada entre Hidalgo y el Estado de México pudieron haber sufrido daños irreversibles y habrían fallecido.
Aspecto del sitio donde estaba el vehículo robado y el contenedor del material peligroso.
Aspecto del sitio donde estaba el vehículo robado y el contenedor del material peligroso. (Especial)

Pachuca

El físico y director de supervisión de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) de la Secretaría de Energía del gobierno federal, Mardonio Jiménez Rojas, alertó que al manipularse el material radioactivo que transportaba  el camión que fue robado la madrugada del miércoles entre Hidalgo y Estado de México podría haber efectos biológicos muy severos.

En entrevista con MILENIO Televisión, el integrante de la CNSNS, reveló que la fuente nuclear que venía en el contenedor trasladado provenía de la ciudad de Tijuana, Baja California, para su depósito final en el Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos de la Secretaría de Energía, ubicado en la comunidad de Maquixco, Estado de México, en el municipio de Temascalapa, a unos 5 kilómetros de Tizayuca, en Hidalgo.

“La pregunta que nos han estado haciendo de que si hay algún riesgo desde el punto de vista radiológico, así como está embalada la fuente en esa caja de acero con madera, si no la abren ni nada, ni la tratan de sacar de su cabezal, no hay ningún problema, pero cuando a alguien se le ocurra de alguna manera querer abrirlo y lo intente y lo logre entonces sí pudiera haber efectos muy severos, efectos biológicos de la radiación”, mencionó Jiménez.

El físico confirmó que dicha fuente radioactiva robada con lujo de violencia a escasos kilómetros ya para llegar al Cader ya estaba en desuso y era empleada en el norte del país por el IMSS para el tratamiento en contra del cáncer.

“Ya estaba en desuso, venía procedente del Instituto México del Seguro Social de Tijuana ellos, en la Unidad de Teleterapia, ya habían cambiado por un acelerador lineal. Estos instrumentos o equipos se utilizan para tratamientos de cáncer tanto las unidades de Teleterapia con Cobalto 60 o los nuevo aceleradores que ya se están instalando en el país, entonces, esa fuente radioactiva ya venía para su desecho definitivo ya en desuso para ser almacenada en el Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos”, dijo.

Mardonio Jiménez señaló que de acuerdo a las primeras investigaciones que han realizado en la Comisión, se tienen elementos para determinar que el móvil del delito no fue obtener el material radiactivo sino hacerse de la unidad que lo transportaba.

“El robo fue directamente del vehículo, nosotros estamos ciertos de que el móvil del delito fue robarse el vehículo, porque esos vehículos por sus mecanismos para mover plataformas de aluminio y la grúa son dispositivos caros que les atraen a la gente”, afirmó.

Sí fue manipulado

Juan Eibenschutz, director general de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias de la Secretaría de Energía confirmó que las personas que manipularon el Cobalto de la unidad vehicular robada entre Hidalgo y Estado de México pudieron haber sufrido daños irreversibles y habrían fallecido.

“Así es, la gente que hizo esto ya que no se hizo en un bunker, en un manipulador diseñado ex profeso para esto la probabilidad del que manipuló esto así a mano de que haya sufrido daños irreversibles, es muy grande, es  casi absolutamente seguro que quien sacó este material o ya están muertos o están a punto de fallecer”, dijo.

En entrevista con Carlos Zúñiga para MILENIO Televisión, explicó la forma en que fueron localizados el cabezal y la unidad robada que se dirigía al Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos.

“Se localizó el cabezal, este fue violado y la fuente se extrajo. Cuando dieron la noticia por primera vez obviamente nos preocupamos pero mediante detectores de radiación de vio que más o menos a un kilómetro de distancia de donde se localizó el cabezal vacío estaba la fuente, una fuente de muy alta intensidad de Cobalto y la policía hizo un cerco con un radio de 500 metros del puto de máxima intensidad de radiación”.

Claves

Detalles

- El Cobalto 60 es un material radioactivo que puede penetrar paredes al emitir rayos gama y puede provocar cáncer en una persona sana, explicó la doctora Guerda Manssillon, del Instituto de Física de la UNAM.

- Consideró que las personas que robaron el camión del IMSS “corren serio peligro”, porque a pesar de no ser un núcleo radiactivo si no lo saben manejar podría causar daños a la salud.

- El Cobalto 60 emite una energía que sirve para los tumores malignos, es decir, detiene a las células cancerígenas y hace que no se produzcan.

Riesgos

El director general de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), Juan Eibenschutz, señaló que el problema, tras la localización de la unidad robada con material radiactivo, es que no se está absolutamente seguro de que no hayan regado el material en parte del camino desde Temascalapa, Estado de México, en donde fue el robo, hasta la región de Hueypoxtla, entre Tizayuca, Hidalgo y el camino a Zumpango, en la entidad mexiquense.

“A lo mejor hay que hacer una búsqueda extra. Ya estamos ante otro tipo de emergencia pues se trata de encontrar la mejor manera de encontrar el material y meterlo en un contenedor que lo blinde y almacenarlo de manera segura”, comentó.

Ayer, la CNSNS informó que la fuente radiactiva estaba debidamente blindada y no representaba riesgo alguno, siempre y cuando no fracturasen o alterasen su cabezal y exhortó a a quienes lo tuvieron en su poder a no abrirlo ni dañarlo. Las personas que tengan alguna información, deberán notificarlo de inmediato a los teléfonos 01-800-00-413-00, 044-55-9199-5776 y 044-55-5415-2918latur.