Alerta Salud en Veracruz por dengue y chikungunya

Se pide a la población no automedicarse al presentar los síntomas característicos de ambos virus y ayudar a prevenir la proliferación del mosquito.
Se informa sobre los síntomas del virus.
Se informa sobre los síntomas del virus. (Aristeo Abundis)

Pánuco

Debido a que es un hecho real la llegada de la fiebre por chikungunya a varios estados del país, incluyendo Veracruz, así como la presencia de casos de dengue, la Secretaría de Salud en la entidad veracruzana, emitió un exhorto a la población para seguir las medidas de prevención y protección, acciones que son reforzadas con los trabajos sanitarios que se realizan en las ciudades de mayor riesgo y los límites con otras entidades.

La dependencia estatal que en contra partida la jurisdicción sanitaria local sí reconoce algunos casos aunque no especifica lugares, recomienda para prevenir estos padecimientos, colocar en ventanas y puertas tela mosquitera; también se pide evitar tener a la intemperie llantas, cubetas y recipientes que puedan ser criaderos de mosquitos, y lavar cada semana cubetas, piletas, tinacos y cisternas.

De la misma manera la instancia invita tapar todo recipiente en el que se almacene agua para uso diario; quitar del techo, garaje, patio, bardas y jardín todos los criaderos y permitir que personal de la SS, previamente identificado, efectúe las inspecciones en casas y establecimientos, garantizando así la limpieza de los lugares.

Señala que tanto el dengue como el chikungunya son enfermedades transmitidas al ser humano a través de la picadura de mosquitos infectados, del género Aedes aegypti y Aedes albopictus, que se encuentran asociados a los hábitos de la población.

Ante síntomas como fiebre, erupciones en la piel, dolor de cabeza, ojos, articulaciones, músculos y espalda, se sugiere no automedicarse y acudir a la unidad de Salud más cercana para su atención y, en caso de ser necesario, realizarse la prueba confirmatoria; se recomienda seguir las indicaciones y tratamiento médico para evitar molestias y complicaciones, además de guardar reposo en cama y tomar líquidos para impedir la deshidratación.