Expo Tampico brinda cocina de clase mundial

El galardón que otorga la Sectur y la Secretaría de Salud proporciona certeza y confianza a los clientes del recinto de que degustarán platillos con estrictos estándares de higiene.
Alejandro Martínez Herrera encabeza un personal de 150 integrantes.
Alejandro Martínez Herrera encabeza un personal de 150 integrantes. (José Luis Tapia)

Tampico

La cocina del Centro de Convenciones Expo Tampico recibió el Distintivo H, el máximo galardón que conceden la Secretaría de Turismo y la Secretaría de Salud a establecimientos fijos que manipulan o preparan alimentos de una forma segura.Alejandro Martínez Herrera, chef y director de Alimentos y Bebidas de Expo Tampico, indica que esto brindará certeza y confianza a los clientes del recinto, de que manipulan de una forma adecuada e higiénica toda la materia prima para preparar los alimentos a degustar.

“Para el recinto tiene un buen impacto, tengo entendido que pocos lugares en la zona sur de Tamaulipas están certificados, lo cual nos da un extra, un plus para que el cliente tenga esa certeza, esa confianza y seguridad de que aquí se procesan los alimentos de una forma correcta.

“Más que de manera personal lo veo como el resultado de un equipo, porque se involucró la gente de casa y eventuales; hubo un compromiso total. Todos estuvieron desde el inicio capacitándose en la parte teórica y práctica, fue una experiencia muy grata el que la gente eventual haya sido parte de esto junto con la de casa”.

Indicó que el proceso tomó dos meses, desde que hubo la intención de obtener el reconocimiento hasta conseguirlo.

“Primero se tuvo que buscar a la persona que nos capacitaría, para poder cumplir esa norma de Salud llamada Distintivo H; una vez que se le localizó, hizo un recorrido de reconocimiento de todas las áreas, para hacernos ver las áreas que teníamos que mejorar, algunas reparaciones en cuestión de construcción, para que esta persona dijera ‘estas son sus fortalezas y estas sus debilidades, hay que trabajar en esto’.

“Una vez identificadas, se entró en un proceso en conjunto con Mantenimiento y Compras para lograrlo; insisto, esto es un trabajo en equipo. Buscamos cumplir todos los procesos, desde reparaciones, modificaciones de estructuras, modificar equipos de un lugar a otro, y entrar a las buenas costumbres desde la parte personal de cada uno de los involucrados.

“Después se trajo a la capacitadora para que nos diera el curso teórico durante una semana, se contactó al verificador que vino del Distrito Federal; previamente la verificadora atestiguó el avance de si podíamos certificarnos en una semana o no. Una vez que hizo el segundo recorrido con las indicaciones cumplidas, decidió que sí. Fue una semana ardua, de entrar en los procesos de las buenas costumbres, lo cual es complicado de hacer con la gente”.

Manifestó que su equipo trabajó las partes teórica, la práctica, hicieron dos simulacros y funcionó.

“El mismo verificador se fue muy impresionado porque nos comentó que en todos los lugares donde certifica le rehuían; pero aquí pasó lo contrario, la gente se peleaba por que le preguntaran. Muy grata la experiencia con la gente”.