Alejandro Fernández deleita en el Teatro Real

Dentro del marco de la gira en España de su disco “Confidencias”. Se grabó el CD y DVD.
"El Potrillo" se presentó en el emblemático teatro de la Ópera de Madrid.
"El Potrillo" se presentó en el emblemático teatro de la Ópera de Madrid. (Tomada de Twitter )

Guadalajara

Con un concierto en el que deleitó con sus éxitos de siempre, ofreció estrenos e hizo un homenaje a su padre Vicente, el mexicano Alejandro Fernández se convirtió en el primer cantante pop mexicano en presentarse en el Teatro Real de esta capital.

En el emblemático teatro de la Ópera de Madrid, considerado uno de los más importantes de España y de Europa, el mexicano tuvo una presentación única, histórica e irrepetible en el marco de la gira en España de su disco “Confidencias”.

En un teatro casi lleno, con un aforo de mil 746 butacas, el cantante, conocido como “El Potrillo”, salió con un traje casual, oscuro, con camisa blanca y corbata aperlada, para iniciar con “Cóncavo y convexo”, un concierto de casi tres horas de duración.

Combinó estilos, las canciones del disco “Coincidencias”, sus éxitos de siempre y estrenó, con la presencia en el coloso de las óperas del español Miguel Bosé, su legendario éxito “Te amaré”, lo que cosechó aplausos y gritos.

Los fans de siempre de Fernández fueron fieles, corearon las canciones, pero los españoles se emocionaron y dedicaron largos aplausos cuando el mexicano interpretó canciones como “Te quiero, te quiero”, que hizo famosa en España Nino Bravo, fallecido en 1973.

Lo mismo ocurrió con “Hoy tengo ganas de ti”, que fue hecha famosa en su momento por el español Miguel Gallardo.

“Éste es un día muy especial, canto para ustedes y también para la historia de este fabuloso lugar”, señaló el cantante agradeciendo los aplausos y los diversos gritos de “Guapo”, “Ándale”, que le dedicaban desde el público.

“Vaya privilegio me ha dado la vida. La música me ha dado muchas alegrías, pero pocas, pocas como estar cantando aquí para ustedes”, expresó emocionado y sonriente.

Resaltó la historia legendaria del Teatro Real “pero para mí, la belleza de las mujeres españolas es mucho más que eso. Me alegra la vista y el alma, no hay mayor inspiración que el amor y la belleza de la mujer”, añadió para arrancar varios “Oleeeee” de los asistentes.

También estrenó en su repertorio “No me digas que te vas”, “porque para un cantante es un honor interpretar canciones de José José, y aunque ya lo he hecho antes, ésta es la primera vez que interpreto ésta”.

A la mitad del concierto llegó “Si tú supieras”, con arreglos nuevos y con mucho guiño español, para dar paso poco a poco al mariachi y al “Potrillo” vestido de charro completo.

Con la combinación de ritmos con “Mátalas”, “Cascos ligeros”, “Es la mujer”, intercaladas con “Abrázame”, “No”, “Loco” y “Nube viajera”, entre otras, Fernández dedicó el espacio más mexicano.

“La música mexicana tiene varias raíces desde donde crece algo maravilloso, algo único. Y a España le debemos muchísimo. Es imposible imaginar la sensibilidad mexicana y nuestra música sin todo lo que nos ha dado España, con sus músicos, sus poetas y sus voces”, aseguró.

Sostuvo que “como México no hay dos” y refirió el tequila, los paisajes, el folklore y las mujeres para destacar las riquezas del país azteca.

De las mujeres mexicanas, dijo que son apasionadas, fuertes, preciosas y “muy bravas”.

Alejandro Fernández, quien también fue acompañado en su concierto por la Orquesta Filarmónica de España, despidió su concierto donde rindió un homenaje a su padre, Vicente Fernández.

Con un popurrí que incluyó “Por tu maldito amor”, “Mujeres divinas”, “Hermoso cariño”, “Celos”, “Me voy a quitar de en medio” y “Acá entre nos”, entre otras, agradeció a su padre su apoyo. “Es mi confidente, mi amigo, mi pilar, mi apoyo”, aseveró.