Alcoholímetros reducen accidentes, sin corrupción

El jefe de sección de Alcoholímetros en Tijuana, Ildefonso Sarabia, negó presuntos casos de corrupción en los retenes para detectar personas alcoholizadas frente al volante
Accidente
(Krystel Gómez)

Tijuana

Hasta en un 20 por ciento se han reducido los accidentes automovilísticos en la ciudad durante la operación de los alcoholímetros, informó el jefe de sección de Alcoholímetros, Ildefonso Sarabia Orozco.

En entrevista para Milenio Radio descartó que exista corrupción en los operativos de alcoholímetros como hace unos días denunció una persona que creó un grupo en Facebook en donde se alerta sobre la ubicación de los retenes.

Sarabia Orozco destacó que siempre hay supervisión por parte de personal de Sindicatura y de otros organismos; por el contrario, hay ocasiones en que los ciudadanos no quieren cooperar en las pruebas de alcoholemia.

Detalló que cuando una persona no pasa el examen se hace acreedora a una infracción y se remolca su carro, pero no es detenida; es hasta el siguiente día cuando el infractor debe acudir ante un juez, además de pagar la multa correspondiente para recuperar su vehículo.

"Nuestro trabajo es sacar de circulación a las personas que están bajo el influjo del alcohol, ellos ya van a la delegación y van ante el juez calificador, quien va a aplicar la sanción correspondiente. A veces se les puede ayudar bajándoles la multa, pero en realidad nosotros no manejamos cantidades ni salarios", dijo.

Sin embargo, cuando el conductor tiene en su organismo un alto grado de alcohol sí es remitido a la comandancia más cercana, por lo menos hasta que se reponga y pase el efecto de las bebidas embriagantes, explicó el coordinador médico de los alcoholímetros,  Alberto Paz.

También aseguró que no se pueden evitar la revisión una vez que se le detecta el estado de embriaguez.

"El alcohol se mide por miligramos de alcohol por litro de sangre y hay varias pruebas, puede ser en sangre o en aire expirado; el aparato tiene una computadora que hace la conversión y dice qué cantidad de alcohol trae la persona en la sangre con una + - 2 por ciento de error, así que es casi igual que una prueba de sangre", indicó.

Agregó que el alcohol en la sangre depende de varios factores como el peso de la persona y la comida que ingirió durante el tiempo que estuvo bebiendo.