Alcoholímetro capitalino, ejemplo a nivel nacional

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo celebra la determinación de no llevar a la gente detenida tras ser sorprendida conduciendo en alto estado de ebriedad.
José Alfredo Sepúlveda, Ombudsman hidalguense y el director de la policía de Pachuca, José Manuel Mayorga.
José Alfredo Sepúlveda, Ombudsman hidalguense y el director de la policía de Pachuca, José Manuel Mayorga. (Cortesía)

Pachuca

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, José Alfredo Sepúlveda Fayad, dijo que quitar la detención de 36 horas a quienes no pasen el examen del alcoholímetro es una buena determinación, ya que el objetivo de este programa es evitar accidentes, no meter gente a la cárcel. Los comentarios los hizo en una reunión con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Pachuca, José Manuel Mayorga Sánchez.

“Debe ser ejemplo a nivel nacional de lo que está sucediendo aquí, no se trata de molestar a las personas, se trata de que deben tener conciencia, tenemos que ser responsables de nuestros actos, el exceso de velocidad expone a los ciudadanos, el pasarse de copas a bordo de un automóvil puede ser de consecuencias graves”, dijo el ombudsman hidalguense.

La decisión de quitar la detención a los conductores que reprueben el alcoholímetro fue del alcalde Eleazar García, quien justificó la medida como un avance en los derechos humanos de la gente, aunque advirtió que los recurrentes sí terminarán en el “torito”.

La reunión entre Sepúlveda Fayad con Mayorga Sánchez tocó el tema general del programa “Vive la cultura vial”, estrategia de la administración municipal para reducir los accidentes viales; dentro de las estrategias está un proyecto de cultura vial en niños y el radar en avenidas como Colosio, Felipe ángeles y Río de las Avenidas.

El año pasado se registraron cuatro mil 124 accidentes viales en la capital, de los cuales resultaron 65 lesionados y dos decesos. Las calles con mayores incidentes fueron el Río de las Avenidas y bulevar Colosio.

Información proporcionada por el presidente municipal indica que en este año, gracias al programa “Destino Segur” se redujo en más del 20 por ciento los choques además de que las pérdidas económicas han sido menos.

El presidente de la Comisión señaló que pese a los esfuerzos del gobierno, el primer responsable de obedecer el Reglamento de Tránsito es el conductor, siendo éste el principal factor de prevención de choques en las calles. Si se juntan los incidentes de la Zona Metropolitana de Pachuca son la mitad de los que hay en el estado.

“Muchas veces no responden ni cumplen con su obligación de ser cuidadosos manejando un vehículo, el que se ponga un sistema de radar es una buena opción, el límite de 80 kilómetros en las avenidas es muy aceptable, si alguien quiere ir a más velocidad nos pone en riesgo a todos”, señaló Sepúlveda Fayad.

Aprovechando su reunión con el titular de la policía municipal, el encargado de la Comisión de Derechos Humanos le hizo saber que no está interesado en conflictos políticos, su intención es la de ser puente entre la sociedad y las instituciones para una adecuada aplicación de las leyes.

Vigilancia turística

Durante Semana Santa, las autoridades municipales y estatales desplegarán operativos para la atención oportuna de incidentes en las principales carreteras de Hidalgo. El secretario de Seguridad Pública estatal, Alfredo Ahedo Mayorga, señaló que tienen listos a mil 200 elementos para cuidar a los turistas que se desplacen a alguno de los 84 municipios. En Pachuca será algo similar, ya que más de 200 policías harán rondines en estos días de asueto, poniendo atención especial en los 20 viacrucis para desviar el flujo vehicular cuando sea necesario el Viernes Santo.

La Secretaría de Salud también incrementará su vigilancia en vacaciones, esto al desplegar personal médico en los centros turísticos y cruces de las carreteras México-Pachuca, la vieja Pachuca-Real y la Pachuca-Actopan. Se espera que en estos días incrementen los servicios de urgencias ya que en años pasados ha pasado hasta en un 30 por ciento.