Alcaldes panistas combatirán violencia familiar

Ediles de Monterrey, Santa Catarina y San Nicolás de los Garza anunciaron un programa para atender a personas afectadas por esta situación y generar condiciones que prevengan el problema.
El evento se realizó en el Museo Metropolitano, en Monterrey.
El evento se realizó en el Museo Metropolitano, en Monterrey. (Leonel Rocha)

Monterrey

Alcaldes de Monterrey, Santa Catarina y San Nicolás de los Garza, todos de extracción panista, presentaron una campaña para combatir la violencia familiar llamada Una familia de 10.

Este plan consiste en realizar mesas de trabajo entre los alcaldes para establecer líneas de acción en la prevención del delito y la violencia familiar, así como darle seguimiento a las mismas.

De igual forma, se busca generar órdenes de protección expedidas por un tribunal; crear grupos de asistencia social con voluntariado que den seguimiento y desarrollo a los programas y actividades.

Además, promover programas y actividades que puedan disminuir el riesgo a desarrollar un comportamiento violento en jóvenes y adultos; proveer apoyos a personas que han cometido actos de violencia intrafamiliar; implementar guías y protocolos de intervención con víctimas y agresores.

En la reunión, efectuada en el Museo Metropolitano, en Monterrey, se acordó que dentro de los programas como el PAC y Línea Directa se establezca un módulo para recibir denuncias de violencia familiar; se creen programas para desarrollar aptitudes sociales que contribuyan a fomentar las buenas prácticas.

También se llegó al acuerdo de incrementar programas de prevención de pandillerismo y adicciones, y reforzar los servicios de atención a víctimas integrando apoyo, seguimiento, rehabilitación a víctimas y familiares.

Los ediles se comprometieron a sumar todas estas acciones a los diferentes programas que se tienen establecidos en los municipios.

Por su parte, también comentaron la alianza que formarán con la asociación civil “Alternativas Pacíficas” para generar las condiciones necesarias, revertir esta tendencia, atacar y atender los problemas y delitos sociales, como en este caso lo es la violencia intrafamiliar.

Alejandra Vela Garza, titular de Alternativas Pacíficas, asociación que atiende a mujeres que son víctimas de violencia familiar, explicó cuál será el funcionamiento de estos programas en los distintos municipios.

Mencionó que para poder atender, poder prevenir y reducir los índices de violencia familiar, se necesita la colaboración de los municipios, empresarios y la sociedad civil.

“Con el municipio de Santa Catarina firmamos un convenio, en el sentido de que ellos van a abrir una oficina en atención a la violencia familiar y nuestro convenio consiste en  que ellos tendrán sus abogados, psicólogos y trabajadoras sociales y se pondrá un módulo de Alternativas Pacíficas para la referencia de casos, darle seguimiento.

“Lo que nos va a permitir tener una estadística más clara y una evaluación de datos de qué es lo que se necesitan en ciertas comunidades y poder prevenir este delitos”, aseguró,  “se estará trabajando en la prevención para dar pláticas de sensibilización de la violencia, para orientar a las mujeres sobre qué hacer, a dónde acudir, no saben qué derechos tienen”.

En tanto, el alcalde de Santa Catarina mencionó las acciones que se han estado realizando con éxito en la ciudad para reducir estos delitos.

“En el último año han registrado en la oficina de Seguridad Pública y de Prevención del Delito, cerca de 2000 casos, y a la fecha lo que hemos hecho nosotros es primero por medio de una herramienta que se llama kaizen social y registrar el número de casos, dónde se están dando, en qué colonias, sectores, en qué horas y en qué días de la semana se están dando y cuáles son las características propias de este problema dentro de las casas”, puntualizó.

El alcalde Víctor Pérez comentó que a partir de esto se hace un diagnóstico cuantitativo, con lo que se han desplegado una serie de acciones para poder llegar a solucionar esta situación.

Enfatizó la alianza ya establecida con Alternativas Pacíficas para operar una oficina que atienda única y exclusivamente el problema de violencia familiar en Santa Catarina.

Otras de las acciones que se han estado realizando a partir de las estadísticas se encuentran las caminatas de la paz, pláticas y entrega de trípticos, actividades de recreación en los días en que se incrementa la violencia familiar, visitas en problemas más focalizados, pláticas en escuelas primarias y secundarias.

Por su parte, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, dijo que en Nuevo León existen distintos programas de prevención del delito y violencia familiar, sin embargo no hay muchos indicadores que determinen si han funcionado para disminuir dicho problema.

La alcaldesa regiomontana explicó que en los últimos años se ha notado un incremento en la violencia familiar en el estado.

“Mientras que en el 2010 la Procuraduría estatal reportaba siete mil 910 casos, para el 2011 la cifra llegó ocho mil 744 casos, y en el 2012 se incrementó a nueve mil 979 casos, es por tal motivo que los alcaldes del área metropolitana de Monterrey estamos presentando la campaña”.

En tanto, el alcalde de San Nicolás de los Garza, Pedro Salgado Almaguer, enfatizó que en su municipio todos los delitos se han reducido en más del 30 por ciento en lo referente al año que se terminó con el 2012, pero que los delitos del orden social como la violencia familiar, lesiones y violación, que en todos los municipios no se han logrado bajar.