Riquelme rechaza las críticas sobre el Centro Histórico

El alcalde de Torreón, calificó de irresponsable las declaraciones emitidas por la arqueóloga del INAH quien se refirió al primer cuadro de la ciudad como una "verdadera vergüenza”.

Torreón, Coahuila

El alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, rechazó las críticas sobre las condiciones en las que se encuentra el Centro Histórico emitidas por la arqueóloga e investigadora del INAH, Leticia González Arratia, quien declaró que el primer cuadro de la ciudad es una "verdadera vergüenza”, al hacer referencia a la situación en la que se encuentran los edificios históricos, entre otros aspectos.

Calificó de irresponsables las declaraciones, al considerar que pueden "deprimir las inversiones públicas".

Lamentó que se refirieran al primer cuadro de la ciudad como una vergüenza, cuando agregó que hay muchos ciudadanos que están orgullosos del municipio, de como se ha ido desarrollando económicamente.

Las criticas pueden deprimir las inversiones públicas: Riquelme.

Aseguró que son imprecisiones totales lo que comentaron del centro.

“Las observaciones se hacen de manera irresponsable, porque no conocen de fondo la planeación que tiene este ayuntamiento en relación a las obras o al cuidado de los inmuebles", indicó.

Sobre las condiciones en las que se encuentran los edificios históricos, comentó que Torreón es una ciudad moderna no colonial y en este sentido tiene su propia expectativa en relación a la modernización de los propios edificios históricos.

“No es como Durango, no es como Zacatecas, en Torreón entre más modernos sean los edificios, más van a llamar la atención y más son acordes a la arquitectura local".

Dijo que hay inmuebles que se tienen que cuidar, están en proceso de rehabilitación, como es el caso de la Casa Mudejar, de la que dijo que su remodelación va a ser anunciada en algunos días más.

Aseguró que se contempla adquirir más edificios con valor histórico o hablar con los propietarios para que puedan ser transformados y conservados.

En su opinión el centro se ha estado reactivando de manera directa y no con las edificaciones antiguas, sino porque está en vigencia la plaza mayor y la presidencia municipal, que indicó que es un edificio moderno, competitivo.

"El INAH en Durango nos dijo que Torreón es muy distinto, donde se requiere un complemento de modernidad para renovar el primer cuadro de la ciudad. La conservación, eso nadie te lo quita y le corresponde el cuidado de todos, no únicamente de la administración", manifestó.

De acuerdo con el alcalde, se está preparando el inventario de inmuebles que requieren la conservación.

En opinión del alcalde el centro se ha estado reactivando de manera directa.


Estima que la próxima semana se presentarán los resultados del diagnóstico y las proyecciones para la modernización del primer cuadro, indicó que se presentará ya incluso con las obras que se tienen listas para ejecutar, para que la ciudadanía dijo, vea que este año no se perdió en materia de mejoramiento del centro y que el año que entra viene mucho mejor la inversión.

La síndico de vigilancia, Gabriela Casale, integrante de la comisión de Obras Públicas, manifestó respecto a los edificios de valor histórico que hay en la ciudad, que al ser particulares son los propietarios los que deben rehabilitarlos. 

Aunque se afirma que el municipio ha intentado adquirir estas propiedades, agregó que no se han visto resultados.

En su opinión se contempla lenta la anunciada remodelación del primer cuadro de la ciudad. Señaló que hasta el momento se ha invertido muy poco recurso para el mejoramiento del área.

Leticia González Arratia, arqueóloga e investigadora del INAH, manifestó que en ciudades como Saltillo y Durango tienen interés por su Centro Histórico, cuando en el caso de Torreón comentó que es una "verdadera vergüenza”.

Destacó que las autoridades municipales deberían establecer junto al INAH y al Instituto Nacional de Bellas Artes un proyecto para la preservación de estos lugares y que debería el municipio de dar facilidades de condonación de impuestos u ofrecer orientación de gente especializada en monumentos históricos a los propietarios.