Albañil realiza autopsias en panteón de Huauchinango

El médico legista encargado acusa "exceso de trabajo", por lo que vía telefónica realiza las diligencias con ayuda del trabajador de la construcción
Panteón Municipal de Huauchinango.
Panteón Municipal de Huauchinango. (Foto: Leticia Ánimas)

Huauchinango

Un maestro en albañilería es el encargado de practicar la autopsia a los cadáveres que requieren de este dictamen que debería hacer el médico legista en el Anfiteatro del Panteón Municipal de Huauchinango, debido que el funcionario designado por la Procuraduría General de Justicia en el Estado ha pretextado "exceso de trabajo".

Lo anterior fue dado a conocer por Jorge Alonso Domínguez, familiar de la víctima de un homicidio doloso, quien dijo que fue el señor Eduardo Negrete, de ocupación alarife, quien se encargó de abrir el cuerpo de su pariente y mediante una llamada telefónica, le reportó lo que pudo apreciar al médico Led Delgadillo Rojas, para que emitiera su peritaje.

"A mi tío –dijo Alonso Domínguez-, lo abrió el albañil y luego le platicó al legista qué fue lo que vio para que hiciera su dictamen, pero no creo que el señor Negrete tenga los conocimientos necesarios para hacer un reporte de este tipo. Y como protestamos nos informaron que desde hace casi cinco meses en Huauchinango hay muchas irregularidades con el médico legista".

La denuncia fue confirmada por personal de la Agencia del Ministerio Público de este distrito, quien pidió la gracia del anonimato por temor a represalias laborales, quienes ampliaron los detalles de esta irregularidad.

Los empleados de la fiscalía señalaron que a partir del mes de noviembre, cuando el doctor Rogelio Cuautle Montiel pidió licencia por motivos de salud se empezaron a presentar muchas deficiencias: primero se encargó de la atención el médico Edgardo Hernández Montiel, quien está adscrito a Xicotepec, y "posteriormente designaron a una doctora de Chignahuapan", de la que dijeron no recordar ni su nombre.

Posteriormente se designó al médico Led Delgadillo Rojas como legista, pero como cumple la misma función en el distrito judicial de Zacatlán, regularmente no viene a practicar las diligencias "porque dice que tiene mucho trabajo" y no hay quien determine, por ejemplo, la gravedad de una lesión, ni quién practique los exámenes médicos en el caso de una violación, agregaron.

En algunas ocasiones, indicaron los empleados del MP, Delgadillo Rojas pidió el apoyo de quien ahora es encargado de Protección Civil en el municipio de Huauchinango, Omar Ramírez Beltrán, pero cuando asumió ese cargo quien empezó a practicar las necropsias es "un albañil de nombre Leonardo, trabajador de la funeraria El Rosario, el abogado Juan Rafael Márquez Herrera que tampoco sabe nada de medicina forense, o el albañil Eduardo Negrete"

"A ellos el médico les pide el favor y lo más grave es que en las actas que se levantan o en los certificados se da fe que tanto el médico legista como el MP están ahí en las diligencias. Y todavía peor es que el doctor Delgadillo Rojas es un médico general, ni siquiera ha hecho un curso de medicina forense", detallaron.

Hubo un tiempo en que a los "difuntitos" los echaban en la camioneta de la Procuraduría, "se los llevaban a Zacatlán y luego los regresaban, pero últimamente los reportes de las necropsias se hacen por teléfono. Aunque si se trata de personas pudientes o que ven que van a protestar entonces el médico sí viene, como el caso de unas jóvenes que la semana pasada murieron en un accidente en la autopista Tlaxco-Tejocotal", remataron.