En la colonia San Antonio no aguantan las aguas negras

Vecinos de las calles San Francisco y San Xavier exigen a Sideapa den solución al problema que acarrean desde hace dos meses. Aseguran que el agua ya se hizo verdosa y crea mosquitos.
Drenajes tapados y brote de aguas negras en Gómez Palacio.
Los vecinos dicen que los problemas de drenaje deficiente se vienen presentando de hecho año con año. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

Vecinos de las calles San Francisco y San Xavier elevaron una vez más su inconformidad al tener ya dos meses lidiando con la peste de aguas negras que brotan de las alcantarillas, por lo que exigen al Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa) a que resuelva con oportunidad esta demanda, pues aseguran que el agua acumulada se hizo verdosa y crea mosquitos que obliga a mantener cerradas las ventajas.

Las amas de casa quejosas señalaron que en reiteradas ocasiones han hecho sus llamadas al organismo operador para señalar la fuga de aguas negras pero no se aparecen y cuando lo hacen acuden, se bajan de los camiones, toman nota de lo que observan y se retiran sin resolver el problema que genera una contaminación al tener acumuladas aguas negras que impiden incluso a los dueños bajarse de sus vehículos.

Demandaron la intervención del alcalde José Miguel Campillo Carrete, debido a que no pueden estar conviviendo con este tipo de problemas que atentan contra la salud de las familias.

Asumen que con la entrada en operación del Centro de Rendimiento Deportivo que se ubicará en la parte posterior de la plaza principal, la generación de aguas residuales será mayor y con ello el problema crecerá cuando se presenten este tipo de lluvias que saturan las red de drenaje en la colonia San Antonio.

Los vecinos dicen que los problemas de drenaje deficiente se vienen presentando de hecho año con año, debido a que en el bulevar principal siempre se realizan obras, se cae el colector, lo reparan y al año siguiente vuelve a registrar el mismo problema y en el mismo tramo.

Ahora manifestaron que a raíz de las lluvias de meses anteriores las aguas negras comenzaron a aflorar primero por las alcantarillas y luego por los registros de los domicilios, porque habla del taponamiento de las líneas y con ello su afloramiento, provocando olores pestilentes y el riesgo de contraer enfermedades de piel y gastrointestinales, puesto que el acumulamiento por largos periodos genera larvas.

Por ello demandaron la intervención del alcalde José Miguel Campillo Carrete, debido a que no pueden estar conviviendo con este tipo de problemas que atentan contra la salud de las familias e impiden con estas altas temperaturas que la gente pueda abrir sus ventanas o puertas para que circule el aire, cuando este causa olores nauseabundos.