Viven entre aguas negras

Vecinos de las calles Ocampo y Vergel a escasos 300 metros de la presidencia de Gómez Palacio, señalaron que tienen meses con ese brote y que no han tenido respuesta de parte de Sideapa.

Gómez Palacio, Durango

A escasos trescientos metros de la Presidencia Municipal de Gómez Palacio, en las calles Ocampo y Vergel, los vecinos no soportan ya vivir entre las aguas negras que corren por las atarjeas y que se combinan con un entorno de suciedad y basura que hacen del lugar un punto de riesgo para enfermedades y plaga de bichos.

Son al menos unas 20 familias las que se ven obligadas a soportar los fétidos olores y la aparición de moscos.

Señalaron que tienen meses con el brote de aguas negras de uno de los registros y alcantarillas, por lo que han hecho llamados constantes al Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado sin que a la fecha se tenga una respuesta, por lo que aprovecharon la visita de este medio para hace latente su preocupación y queja.

Los habitantes de este céntrico sector señalaron que las aguas se acumulan aún más con los temporales de lluvia, ya que el agua pluvial busca salida a través de los drenajes sanitarios, de ahí que al no tener salida o capacidad para desfogar, emergen a la superficie.

El arroyo de aguas pestilentes comienza por la calle Ocampo casi esquina con Francisco I. Madero, se sigue por la Vergel y da la vuelta hasta la calle Juárez, por lo que son al menos unas 20 familias las que se ven obligadas a soportar los fétidos olores y la aparición de moscos.

Ahí se encuentran las oficinas de Lucha Agraria, lugar donde concurren diariamente decenas de personas a realizar alguna gestoría, por lo que al ver la presencia del reportero acudieron a éste para señalar la falta de atención por parte del Sideapa que ignora las quejas de los vecinos.