“Plan Agua Futura urge para asegurar el abasto”

Guillermo Morales, director del Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa), expresó su preocupación por la extracción de líquido a mayor profundidad.
La discusión de la Ley General de Aguas se pospuso debido a las posiciones a favor y en contra del dictamen que se pretendía aprobar. Conoce las distintas opiniones al respecto.
Se debe seguir insistiendo en desarrollar a corto plazo el Plan Agua Futura, que incluye la construcción de una planta potabilizadora. (Cuartoscuro)

Gómez Palacio, Durango

El director general del Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa) de Gómez Palacio, Guillermo Morales, expresó su preocupación por el hecho de que se esté obteniendo agua a mayor profundidad del subsuelo.

Procesar parte del agua de la presa Francisco Zarco, convertirla apta para consumo humano y garantizar el abasto de Gómez Palacio, Lerdo y Torreón.

Dijo que por un lado refleja el pronto agotamiento de las fuentes de agua y por el otro eleva los costos de la energía eléctrica, lo que en las condiciones actuales de sus finanzas no es muy saludable.

De igual forma, señaló que se debe seguir insistiendo en la necesidad de desarrollar a corto plazo el Plan Agua Futura, que incluía la construcción de una planta potabilizadora para procesar parte del agua de la presa Francisco Zarco, convertirla apta para consumo humano y así garantizar el abasto de toda la zona de Gómez Palacio, Lerdo y Torreón.

Lo anterior se deriva de la reparación del Pozo 5, que desde el fin de semana pasado afectó a las colonias Revolución, Bella Vista y Castellanos, cuyo origen fue la reducción drástica de su gasto al pasar de 38 litros por segundo, por lo que se procedió a incorporar a la profundidad siete tramos de tubería de tres metros cada uno para volver a su normalidad.

"Sabemos que el acuífero se va hacia abajo y anteriormente el nivel estático del pozo 5 estaba, según registros, en los 210 metros de profundidad, pero esto obliga a que las siguientes perforaciones a irnos más abajo de esa profundidad, es decir a los 350 a 400 metros, aunque en algunos casos nos tendremos que ir hasta 500 metros", dijo.

Entre más profundo esté para encontrar el agua, implica mayor consumo de energía eléctrica e incluso desde su misma instalación.

Manifestó que a 220 metros de profundidad se encuentran cinco pozos que están en calizas, es decir, los pozos 5, 14, 39 y 23, que se ubica en la zona de San Ignacio y por último el del ejido Transporte.

El funcionario admitió que esto implica un mayor costo en la operación del sistema de extracción vía bombeo, porque el costo de la energía eléctrica se eleva más, pues entre más profundo este encontrar el agua, implica mayor consumo de energía eléctrica e incluso desde su misma instalación, pues en vez de operar con motores de 30 caballos de fuerza, ahora tendrían que usar con una fuerza de hasta 500 caballos de fuerza.