Sagarpa señala apatía de productores en el problema de plagas

José Armando García Triana, delegado de la Secretaría en La Región Lagunera, dijo que a pesar de que la Secretaría proporciona gratis el insecticida, hay poca respuesta de los agricultores.
El gusano cogollero, afecta principalmente los cultivos de Maíz y Sorgo.
El gusano cogollero, afecta principalmente los cultivos de Maíz y Sorgo. (Nancy Méndez/Archivo)

Gómez Palacio, Durango

La presencia del Gusano Cogollero en el sorgo forrajero es un caso atípico en la Comarca Lagunera, ocasionado por diferentes circunstancias de acuerdo con especialistas.

El insecticida en el mercado se encuentra en alrededor de 900 pesos, la Sagarpa lo consigue a 650 pesos, sin embargo, se otorga sin ningún costo.

Sin embargo ahora es una realidad, para lo cual es necesario estar preparados y la Sagarpa en La Región Lagunera de Coahuila y Durango lo está, pero falta que productores atiendan la problemática.

El delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en La Región Lagunera de Coahuila y Durango, José Armando García Triana, destacó que en fechas recientes se percataron de la presencia de esta plaga, que comúnmente afecta al maíz forrajero.

En el sorgo, cultivo que el año pasado enfrentó una de sus peores crisis en La Laguna con la presencia del pulgón amarillo, plaga que acabó con casi el 90% de la producción local y que ahora además de empezar a aparecer los primeros brotes de este pulgón, también está siendo afectado por el gusano.

Si bien los programas del combate al gusano que implementa la Secretaría de Agricultura están destinados para el maíz forrajero, García Triana destacó que tienen las posibilidades de hacer las gestiones necesarias con la finalidad de que el insecticida, que otorga de forma gratuita también se pueda proporcionar a los productores de sorgo.

En la Región Lagunera de Durango se cultivaron se cultivaron más de 2 mil hectáreas aproximadamente de sorgo, siendo en Tlahualilo en donde se tienen el mayor número, con alrededor de mil 100, que pertenecen a no más de 100 productores.

En lo que corresponde a Coahuila, alrededor de 5 mil hectáreas, cantidad que es inferior a la sembrada en el 2015 cuando se establecieron 10 mil.

El sorgo se sembraba porque era un cultivo barato, sin problemas de desarrollo, sin embargo ante el problema del pulgón amarillo en la Región aunado al gusano cogollero, muchos campesinos optaron por otras plantas.

Aunque García Triana resaltó que los daños del gusano cogollero hasta el momento no son tan devastadores como el pulgón, pues a penas empieza a aparecer en algunas hectáreas.

Del insecticida que tienen para entregar al maíz forrajero, aún cuentan con la cantidad suficiente para 4 mil hectáreas.

El principal problema no es poder entregar el insecticida a quienes producen sorgo y enfrentan el problema del gusano, sino que hay poca respuesta de los agricultores al programa pese a que es gratuito.

El insecticida en el mercado se encuentra en alrededor de 900 pesos, la Sagarpa lo consigue a 650 pesos, sin embargo, se otorga sin ningún costo.

"Por más qué les rogamos, no llegan, no sé porque", expresó.

En la Región Lagunera de Durango se cultivaron se cultivaron más de 2 mil hectáreas aproximadamente de sorgo, siendo en Tlahualilo en donde se tienen el mayor número.

El tipo de insecticida que se utiliza es clorpirifos, el cual funciona hasta una tercera aplicación.

Las recomendaciones que el delegado de Sagarpa hace a los productores que empiezan a observar problemas con el gusano cogollero en el sorgo, es que acudan a recoger las aplicaciones de insecticida que se proporciona Sagarpa de manera gratuita.

El principal conflicto con la entrega del insecticida, es que los productores que deseen obtenerlo, tienen que presentar el Registro Único de Siembra, lo cual hasta el momento solamente el 60% de los productores de la Comarca Lagunera de Coahuila y Durango lo tiene.

Actualmente la principal preocupación en el sorgo forrajero continúa siendo el pulgón, para lo cual la Sagarpa está en la búsqueda de un recursos para la adquisición de un insecticida que les permita combatir la plaga, inclusive contempla crear un comité para atender Pulgón Amarillo.