Agresores usan armas blancas: Gloria Pérez

Del total de mujeres agredidas, 90 por ciento sufren ataques físicos y psicológicos, de la pareja o de algún miembro de la familia.
No pueden trabajar aunque quieran.
No pueden trabajar aunque quieran. (Archivo)

Chimalhuacán

La directora de la Unidad Especializada de la Policía para la Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar y de Género (UEPAVVIG), de Chimalhuacán, Gloria Pérez Frías, afirmó que la violencia en contra de la mujer se sigue incrementando y el factor económico es la primera causa, seguida del aspecto de género, por lo que se requiere mayor interés de los ayuntamientos en atender el problema.

Sostuvo que en Chimalhuacán, las cifras señalan que de 600 casos atendidos solo del barrio Acuitlapilco, 300 sufrieron agresiones físicas.

"De acuerdo con un trabajo de monitoreo y atención a víctimas, en la citada demarcación se registra actualmente la mayor incidencia de violencia contra la mujer", dijo.

La también psicóloga de profesión alertó que "la violencia de género, es cada vez más grave y dañina, porque en la agresión se utiliza arma blanca, los golpes contusos son más fuertes, de tal forma que provocan lesiones graves como fracturas.

"Incluso los ataques dañan órganos, en la cabeza dejan secuelas e incluso causa lesiones psicológicas y pareciera que los agresores tienden a especializarse en causar daños emocionales a las víctimas".

Dijo que del total de mujeres agredidas, 90 por ciento sufren ataques físicos y psicológicos, de la pareja o de algún miembro de la familia.

Lamentó que actualmente de cada 10 mujeres que quieren laborar y no ser dependientes, ocho son víctimas de agresiones .

El hombre todavía tiene muy arraigado que su pareja no puede trabajar y dejar a los hijos, por lo que las mujeres que quieren ser amas de casa y trabajar, realizando actividades como la venta de productos diversos para llevar un ingreso más a la familia, no le es permitido, e incluso cuando la pareja descubre que no han cubierto el cien por ciento de las labores domestica, las golpean".

Otro sector de las mujeres que son más independientes y laboran, toman decisiones más firmes pues su situación les da cierto poder, pueden hacer una denuncia, separarse de la pareja agresiva y dominadora, pero las que se ocupan del hogar son las más agredidas.

Chimalhuacán es uno de los municipios de avanzada, con infraestructura para atender a víctimas de violencia intrafamiliar.