No sabemos qué vaya a pasar: defraudados de Maia

Las parejas afectadas piden que se regrese el dinero que pagaron a los dueños de la empresa dedicada a organizar bodas; montos que van de 50 mil hasta 200 mil pesos.

Monterrey

Tras la captura de los dueños de la empresa Maia Eventos, las autoridades no han confirmado a los afectados si se les regresará el dinero que pagaron a los defraudadores.

Los inconformes reclaman montos que van de 50 mil hasta 200 mil pesos.

Ante esto, la autoridad les ha solicitado distintos documentos a fin de completar las denuncias y poder mantener detenidos a los responsables.

"Solución no tenemos todavía ninguna, apenas están haciéndole un juicio de vinculación de procesos, pero no nos han dicho cuál va a ser la resolución del tema.

"Sabemos que ya están detenidos, que ya está la primera victoria, pero no sabemos qué va a pasar después. Lo único que nos han pedido es que terminemos de integrar nuestra denuncia con pruebas, con los traspasos que les hicimos, los recibos que nos dio, los contratos, testigos y toda la información que podamos integrar para que sea una denuncia más completa y eso ayude a las autoridades a mantenerlos en la cárcel hasta que no nos reintegren el pago que les hicimos", menciona Paris Sánchez, uno de los inconformes.

Sánchez y su prometida Rita Rodríguez son una de las parejas afectadas. Su boda, programada para el próximo 11 de Abril, se realizará de manera diferente a la que estaba planeada.

Su lista de invitados se redujo a sólo familiares y su luna de miel se cambió a un viaje sencillo. Asimismo, su propósito de comprar una casa tras casarse, no podrá cumplirse ante las dificultades económicas.

"Yo mantuve mi fecha, lo que sí es que tuve que reducir mucho mi presupuesto, si pensaba invitar a todos mis familiares y todos mis amigos, ahora nada más a la familia porque ya no me alcanza para pagar por más personas.

"Lo que le exigimos a las autoridades es que se ejerza la ley. Aquí la persona nos afectó de una manera considerable por lo que cuesta hacer una boda y pues es dinero con el que nosotros contábamos para empezar una vida", destaca el afectado.

Fue el pasado mes de julio de 2014 cuando su sueño de tener una boda se irrumpió al ser notificados sobre la desaparición de los organizadores de eventos.

Paris y Rita, junto con aproximadamente 70 parejas más que estaban próximas a casarse, fueron defraudados por la empresa Maia Eventos, cuyos propietarios, María Verónica González Garza y Francisco Javier Chávez Gutiérrez, huyeron de la ciudad y fueron capturados en Poza Rica, Veracruz, el pasado fin de semana.