Afectados por derrame de crudo necesitan empleo: cura

El sacerdote José Manuel Guerrero señaló que los habitantes de San Juan no pueden laborar en el campo, además, acusó que los trabajos ofrecidos por la Semarnat no cuentan con seguro social. 
El sacerdote José Manuel Guerrero.
El sacerdote José Manuel Guerrero. (Raúl Palacios)

Cadereyta

Tras asegurar que decenas de jefes de familia habitantes de comunidades afectadas  por el derrame de hidrocarburos en el río San Juan carecen de trabajo, el sacerdote José Manuel Guerrero pidió que se generen empleos para estas personas.

El cura de la Parroquia de la Merced pidió este favor a quienes tengan posibilidades de generar fuentes de empleo, ya que asegura que luego del derrame de hidrocarburos la agricultura en la zona ya no fue igual.

"Queremos invitar a todo el pueblo de Nuevo León a que generen empleos para todas estas personas porque ahorita no pueden trabajar en el campo y hay muchos jornaleros que de eso vivían, pero no empleos como los que implementó la Semarnat y la presidencia municipal de Cadereyta, donde les pagaban muy poco, sin seguro y aparte no les querían dar el fruto de su trabajo, que era su salario.

"No ese tipo de empleos raquíticos y miserables, sino empleos dignos, empleos donde ellos tengan todas las prestaciones sociales, donde tengan seguro social, ahorita ya viene el invierno, ya viene el frío, son muchísimas familias las que están sin trabajo ¿y qué van a hacer ahora sus niños pequeños si se les enferman?", comentó.

Aclaró que además no han recibido el apoyo adecuado por parte de la administración del alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe, ni tampoco del DIF municipal.

"Lamentamos la insensibilidad del DIF municipal de Cadereyta, la señora, la esposa del señor alcalde, la señora Edna no se ha acercado acá a conversar con las familias como la presidenta del DIF que es y que tiene que venir a ver la manera de ayudar a la gente.

"Nosotros queremos invitar de parte de la Parroquia de la Merced, queremos invitar a quienes puedan generar fuentes de empleo, trabajos dignos para todos los que viven acá, lo agradeceremos infinitamente, porque ellos lo que quieren es eso, es trabajo, y ahorita no hay porque el campo está realmente muy afectado", comentó.

En septiembre, una fuga de petróleo crudo se registró a 15 kilómetros al sureste de la refinería de Pemex de Cadereyta, que contaminó el Río San Juan.

Al lugar acudieron cuadrillas de trabajadores de Pemex y de una empresa privada, para retirar el hidrocarburo del agua y evitar que llegara hasta la presa El Cuchillo, además de limpiar las acequias de las comunidades cercanas.

La fuga fue provocada por ladrones quienes sustraían el combustible y a quienes se les salió de control el hurto.