Afectados por Cumbre siguen esperando compensaciones

A algunos les dijeron que les ayudarán solo con un letrero para sus negocios, pero tendrán que pagarlo. “Nada más nos dieron atole con el dedo”, dijo el dueño de un restaurante en el centro de Toluca.
Desde Melchor Ocampo y hasta Juárez fueron colocadas las vallas para evitar el acceso no autorizado.
(Enrique Hernández)

Toluca

Desde gerentes de importantes tiendas de telas, restauranteros y quienes venden tortas en Los Portales, aseguran que hasta el momento ni las autoridades del ayuntamiento de Toluca ni las del gobierno estatal han acudido para preguntar sus datos y ofrecerles las compensaciones o bonificaciones por las afectaciones del cierre de calles y negocios por la Cumbre de Líderes de Norteamérica que se llevó a cabo en la capital hace un mes.

Previo a este acontecimiento, el gobernador Eruviel Ávila Villegas anunció que habría subsidios en el pago de contribuciones y apoyos para quienes tuvieran que cerrar sus comercios; sin embargo, hasta el momento no les han dicho nada.

De acuerdo con Erasmo Almazán, dueño de un restaurante, les prometieron la condonación de impuestos. “Quedaron que iba a pasar el representante del ayuntamiento y no ha pasado nadie”, por lo que a través del Patronato Pro Centro Histórico al que pertenecen, buscarán que les resuelvan.

Refirió que aunque solo les pidieron que cerraran el miércoles 19 de febrero que es cuando llegó el presidente de Estados Unidos Barack Obama y Stephen Harper primer ministro de Canadá, tuvieron que hacerlo desde el martes, porque ni a los meseros los dejaban pasar por el blindaje de la zona, además de que les solicitaban una credencial del IFE para llegar a sus sitios de trabajo, lo cual era imposible porque vienen de otros lados a laborar.

Sus pérdidas ascendieron a alrededor de 15 mil pesos mientras que con las actividades del Festival del Centro Histórico que todavía se llevan a cabo sus ventas incrementaron aproximadamente 20 por ciento pero no se compara con lo que dejaron de percibir, indicó.

A otros les dijeron que les ayudarán solamente con un letrero para sus negocios y que tendrán que saldarlo posteriormente. “Nada más nos dieron atole con el dedo, dijeron que nos iban a compensar dándonos los letreros por un tiempo nada más y después hay que pagarlos, y si no con un pago de la licencia”.

Sin embargo, ese requisito cuesta 750 pesos, cantidad que no es equiparable con lo que perdieron por 3 días que tuvieron que cerrar por la baja afluencia, que en total suman 18 mil pesos mínimo.

Refirió que la última reunión que tuvieron fue a principios de marzo en donde les prometieron que pasarían, “pero no nos dijeron cuándo”. También les comentaron que el Festival del Centro Histórico era para resarcir los daños; sin embargo, les pidieron que dieran un descuento “entonces dice uno: todavía más descuento de las pérdidas que tuvimos, la verdad es que no pusimos ningún descuento”.

Luis Alberto Cardín, gerente de Modatelas, indicó que hasta el momento no ha pasado nadie de gobierno a indicarles si habrá alguna compensación por las pérdidas que tuvieron esos días.

Doña Rosa, quien vende dulces en uno de los estantes de Los Portales mencionó que por dos días no le pagaron porque el dueño tuvo que cerrar y aún no se recupera para saldar sus deudas, además de que no ha sabido que las autoridades hayan acudido para informarles sobre cómo los compensarán por los días en los que se dijo habría una derrama económica que aseguran, los comerciantes, no vieron por ninguna parte.