Advierto que Jalisco será un gran beneficiado de la reforma: Lozoya

Con la reforma energética, platica el director de Pemex, las industrias jaliscienses van a poder traer gas natural más barato, además de que su gente podrá ver la oportunidad de tener un empleo en ...

Guadalajara

2013 y 2014 fueron años de deuda, pero Emilio Lozoya afirma que 2015 será un parteaguas para permitir a nuestro país extraer más hidrocarburos y energía más limpia y más barata.

¿Cuándo vamos a empezar a escuchar que estos nuevos descubrimientos van a permitir esto que señalas: más ingresos para Pemex?

El corto plazo en la industria petrolera no coincide con los ciclos políticos, más bien, los ciclos políticos no coinciden con los ciclos de inversión de la industria petrolera y eso es muy importante porque así se reconoció en la reforma energética. Pero en este caso, estos yacimientos sí te van a dar producción temprana, que implica que a partir de 16 meses empezaremos a ver esta producción que ya ha sido descubierta por nuestros ingenieros, a quienes les doy mi más amplio reconocimiento por esta labor y muchos días, semanas, años de trabajo caracterizando estos yacimientos.

Yo he escuchado que has señalado que 2013, 2014 más bien fue de pago de deudas que se encontraron por exceso de gasto en otras administraciones. 2015 ¿cómo va a cerrar en este sentido?

Sin duda, en el 2013 nos encontramos con una deuda abultada no reconocida de 70 mil millones de pesos que nos dedicamos a pagar en el 2013 y en el 2014, de tal forma que nuestra inversión neta fue menor a la que aprobó el Congreso de la Unión. Asimismo hubo problemas de medición que reconocimos, menores, pero que por la dimensión de Pemex sí impactaron los ingresos fiscales de nuestro país. Ahora estamos enfocados en el futuro, viendo hacia adelante, viendo nuestra estrategia de alianzas no solo en exploración y producción sino en lo que es la cadena de transporte y procesamiento de hidrocarburos animados a aprovechar lo que es esta histórica reforma energética que le podrá permitir a nuestro país extraer más hidrocarburos, pero sobre todo tener energía más limpia y más barata como ya se puede ver en unas tarifas de electricidad que se han venido reduciendo en precio.

¿Sirvió de algo a Pemex la flexibilización que hubo en las licitaciones que se dieron por el contexto de dificultad que había en el sector o no?

Nosotros vemos con muy buenos ojos que estas licitaciones tengan la mayor flexibilidad para Pemex asociarse con quien quiera y como quiera. Porque Pemex está en una situación en la que requiere, en algunos yacimientos, algún tipo de tecnología, en otros no requerimos tecnología y simplemente un financiamiento diferenciado. Entonces, en la industria en general, a mayor flexibilidad en las empresas petroleras pueden dinamizar su desarrollo. Eso es lo que advertimos en las reglas que ha venido ajustando la secretaría de energía, por lo tanto, le damos nuestro mayor beneplácito.

Estos hallazgos nuevos hacen más atractiva la inversión extranjera privada o nacional y eso ya le da una ganancia segura a Pemex.

En este caso no tenemos socios en estos yacimientos, los vamos a desarrollar con nuestros propios recursos, tanto técnicos y financieros, pero en otros yacimientos que esté ofertando el estado u otros que tenga Pemex a partir de la ronda cero, sin duda que estaremos dinamizando nuestra actividad a través de alianzas.

El gobernador de Jalisco decía que Jalisco no es un estado petrolero, sin embargo ¿qué posibilidad habría para los empresarios, para los inversionistas y las industrias jaliscienses participar de la reforma? 

La reforma energética no es solo una reforma petrolera, es una reforma energética en su totalidad y una parte importante es la del gas natural. A partir de abrir la posibilidad de inversión en el transporte, por ejemplo, de gas natural, se va a poder traer gas natural infinitamente más barato; el costo energético será para Jalisco, de tal forma que muchas industrias pesadas que hoy en día tienen costos energéticos altos van a poder reducir sus costos porque van a poder traer gas natural más barato, pero segundo: este estado tiene una riqueza de capital humano muy grande y también se ha desarrollado de una forma exitosa en la industria del software. Tanto el capital humano es requerido por la industria energética, tenemos menos ingenieros hoy capacitados de los que requiere la industria y cuando vengan más empresas, ahí hay una oportunidad, ahí están los empleos del futuro para los jaliscienses y de la misma magnitud es la oportunidad para estas empresas de software que pueden hacer que la industria energética sea más eficiente utilizando estas nuevas tecnologías de la información. Yo advierto en Jalisco también un amplio potencial para beneficiarse de esta reforma. 

Sobre la extracción ilegal

Otro fenómeno que roba recursos a los mexicanos es la extracción ilegal, la ordeña de los ductos que también se están renovando, pero ojalá que esta extensión de la red no les crezca el negocio a la delincuencia organizada. ¿Qué se va a hacer?

Yo apelo a que el Congreso de la Unión reactive la discusión sobre esta ley que penalice el robo de hidrocarburos de una forma mucho más severa. Es un robo, reitero, a la gente que menos recursos tiene. Estimamos que al erario mexicano y a Pemex le están robando 20 mil millones de pesos al año.

Y mucho sale de aquí en Jalisco

Y son menos escuelas que se construyen, menos carreteras y menos hospitales, de tal forma que también apelo a que la población denuncie a este tipo de delincuentes, pero sobre todo se requiere una ley que pueda penalizar de una forma categórica a quien robe estos recursos a la nación. 

Alguna vez se ha dicho aquí, de parte de las policías, que también habría que revisar dentro de Pemex alguna red de corrupción. ¿Qué responderías?

Sin duda, Pemex no está ajeno a que el crimen organizado haya infiltrado algunas partes de nuestra cadena, sin embargo, esa parte sí es nuestra responsabilidad y estaremos trabajando. De hecho, ya lo estamos haciendo con las autoridades federales para prevenir y actuar de forma más severa. Sin embargo –reitero- hoy, con la ley que existe, inclusive penalizar a nuestros propios empleados que cometen esos robos, no permite penalizarlos de la forma que en realidad se requiere, que es mucho más severa para que la gente deje ya de robarle al estado mexicano estos recursos.