Advierten a ejidatarios sobre afectaciones por incendios forestales

Experto señala que con los incendios forestales se altera el clima, el ambiente se vuelve más extremoso.

Guadalajara

Los incendios forestales al afectar las extensas áreas de bosques en la región costa norte de Jalisco podrían terminar por alterar el atractivo clima de la zona, advirtió a un grupo de ejidatarios Víctor Manuel Cornejo López, meteorólogo del Centro Universitario de la Costa.

Como asesor del Consejo Forestal de la Costa Norte de Jalisco, al dirigirse a núcleos ejidales y miembros de comunidades indígenas, el científico se refirió a la importancia y efectos de la quema de coamiles.

“Es importante evitar los incendios forestales porque todos perdemos mucho. No solamente se pierden recursos maderables, hay otras situaciones implicadas: Perdemos básicamente agua, porque donde hay un área quemada, prácticamente el agua se va, no nada más la de la atmósfera (lluvia), también la del subsuelo y el suelo (ríos y arroyos)”.

Explicó que el suelo es un recurso que se tiene que cuidar más de lo que imaginamos, pues por ejemplo en la región Costa Norte las imágenes de satélite señalan que gradualmente se están perdiendo grandes cantidades de área vegetal.

“El bosque y cualquier cubierta vegetal funcionan como esponja, porque retienen el agua y no la dejan ir rápidamente. Aquí con cualquier pretexto derribamos árboles y quienes no obtienen permisos simplemente los queman. En Norteamérica, México es el país más agresivo con su entorno y las imágenes no lo dicen todo”.

Agregó que de manera paulatina, en México se han perdido zonas agrícolas porque se están quedando sin agua.

Añadió que al alterarse las zonas verdes, también se termina por alterar el clima y eso es muy importante en lugares como Puerto Vallarta y sus alrededores, que vende sus atractivos naturales y atractivo clima, de tipo semitropical.

Indicó que mientras las costas de Jalisco son muy atractivas para el turista, las de Colima son demasiado calientes y eso también está sucediendo con Mazatlán.

“Con los incendios forestales se altera el clima, el ambiente se vuelve más extremoso, más caliente en verano y más frío en invierno”.

Cornejo López informó que esta temporada mediante la vigilancia atmosférica se determinará en qué momento es necesario suspender las quemas de cuamiles, “si las condiciones atmosféricas no son las adecuadas. Hay sistemas meteorológicos que son favorables, para el menor descuido provoca que broten los incendios forestales por las corrientes de viento”.

Asimismo, apuntó, cuando se está combatiendo un incendio forestal las brigadas deben estar informadas respecto a las características del viento para hacer mejor su trabajo y evitar riesgos innecesarios.