Advierten sobre aumento en embarazo adolescente

Representa un riesgo tanto la salud de la mujer como su proyecto de vida, dice especialista.
Autoridades estatales y municipales buscan crear conciencia en cuanto al tema.
Autoridades estatales y municipales buscan crear conciencia en cuanto al tema. (Cortesía)
Entrevista a Raffaela Schiavon Ermani. (Alejandro Suárez)

Pachuca

En Hidalgo, uno de cada cinco embarazos son adolescentes, es decir, en menores de 19 años lo cual representa un riesgo tanto la salud de la mujer como su proyecto de vida. La directora “Ipas” (asociación civil dedicada a la defensa de los derechos sexuales) Raffaela Schiavon Ermani, señaló que los embarazos en adolescentes se presentan más en zonas marginadas. Donde hay carencias educativas.

“Vimos los determinantes sociales del embarazo adolescente, cuáles son los factores en la sociedad que promueven o ponen en mayor riesgo a una adolescente de un embarazo no deseado. Lo primero es la falta de escolaridad, sobre todo entre los adolescentes más tempranos, hay una propensión en niñas con ni siquiera un primer grado de primaria”, mencionó.

La especialista mencionó que llegaron a esa conclusión luego de realizar un estudio de ocho millones de certificados de nacimiento del periodo entre 2008 y 2011; aunque eso no significa que en zonas urbanas o con mayor desarrollo no exista el problema,

“La pertenencia o residencia en municipios de alta marginación también, sin embargo un dato alarmante es que en las adolescentes de 10 a 14 años hay niñas que viven en municipios sin marginación, por eso hablamos de un riesgo multifactorial, hablaría de violencia”, añadió.

Durante la presentación de la estrategia contra el embarazo adolescente del DIF Pachuca, la presidenta de la Asociación Civil Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia, María Eugenia Romero informó que Hidalgo no está exento a esta tendencia, por lo cual desarrollan un programa de capacitación para indígenas y habitantes de zonas rurales.

En los municipios de Ixmiquilpan, Santiago de Anaya y El Cardonal se ha capacitado a 35 promotoras, se dieron 20 talleres en beneficio de mil jóvenes y 30 actividades de difusión donde participaron cuatro mil adolescentes, incluidos indígenas a quienes se les entregó material traducido a su lengua materna.

Romero mencionó que uno de los puntos destacados de Hidalgo es que encontraron 26 puntos amigables, lugares donde los jóvenes podían acercarse para solicitar información sobre salud sexual sin la necesidad de llegar con algún adulto.

Sobre este punto, Schiavon Ermani dijo que el estado debe de garantizar una normatividad desde el Estado para que los adolescentes tengan acceso a información de salud sexual con garantía de confidencialidad y privacidad. “La decisión de recibir la consulta a solas, o con la mamá o el papá es sólo del adolescente. También tocamos el tema de la violencia sexual, cuántas veces la familia es la generadora de la violencia sexual, cómo podemos pensar que obligar a los adolescentes consulten con los familiares para resolver todas sus inquietudes, problemas y dudas que tengan”, indicó.

La directora de “Ipas” dijo que hay evidencia que los adolescentes sí quieren información sobre sexualidad, pero las instituciones no se las dan, por lo cual debe de darse un cambio de conocimiento, actitudes y acciones respecto al tema para en verdad parar la creciente en los embarazas adolescentes. “Es importante tener en mente que el problema de embarazo adolescente es multifactorial, cierto que prevalece más en zonas rurales, pero también en zonas urbanas”.

Campaña de prevención

Para mitigar la tendencia creciente del embarazo en adolescentes, el DIF Pachuca comenzó la campaña “Que la hormona no le gane a la neuroma”, la cual busca el apoyo tanto del sector salud como de los padres para dar información certera a los jóvenes.

“Una de las causas por las que se ve más vulnerables los derechos de las niñas es el embarazo adolescente, sabemos los retos y las consecuencias que esta situación representa, como abandonar la escuela, riesgo en el parto, así como vivir situaciones de violencia, son algunas de las realidades que viven”, dijo.

Los puntos de esta campaña son: difusión en escuelas de educación media superior con la participación de padres y madres de familia, personal docente y directivo en pláticas de educación sexual de acuerdo a la edad para que se tomen decisiones responsables de acuerdo; talleres para jóvenes entre pares sobre el uso de métodos anticonceptivos formando promotores y promotoras comunitarias; capacitación a personal del DIF municipal para dar información.

“Estamos trabajando en conjunto y ponemos en marcha la campaña de prevención de embarazo adolescente desde una estrategia integral, porque el embarazo a una temprana edad es un problema social que debemos de enfrentar”, añadió.