Adultos mayores, grupo más desprotegido en México

Según la Encuesta Nacional Sobre Discriminación y las Edades Avanzadas, 40% de este sector distingue a la sociedad como el principal enemigo por discriminación.
Los resultados de la Encuesta muestran como los mexicanos segregan a los adultos mayores.
Los resultados de la Encuesta muestran como los mexicanos segregan a los adultos mayores. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Podría parecer que el uso del término discriminación resulta agresivo, sobre todo cuando se trata de reconocer que se practica entre la sociedad hacia los adultos mayores, sin embargo es una realidad.

Actualmente, el deterioro de la salud, la disminución de las facultades físicas y mentales, el retiro de la actividad y el trabajo así como la falta de adaptación a los cambios tecnológicos, son algunos de los factores que llevan a los adultos mayores a la dependencia.

Los estereotipos y prejuicios sobre la vejez exacerban la discriminación sobre este grupo, incluso motivado y generado a partir de ellos.

De ahí que resulte importante que el tema de la discriminación por edad sea abordado, además que el cambio en la estructura de la población mexicana está llevando a un envejecimiento progresivo y acelerado.

Los adultos mayores son vistos como una carga que pesa sobre los sistemas sanitarios.

Lo anterior, de acuerdo al texto "Envejeciendo dignamente, una mirada hacia las condiciones de vida del adulto mayor", que realizaron los investigadores Jesús Acevedo, María de los Ángeles Trujillo y María de la Luz López, académicos de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Señalan que los resultados obtenidos por la Encuesta Nacional Sobre Discriminación y las Edades Avanzadas, muestran cómo los mexicanos segregan a los adultos mayores.

Y es que son las personas de la tercera edad el grupo considerado como más desprotegido en México, incluso más que los indígenas, las personas con discapacidad, minorías religiosas y mujeres, sectores que se definen como vulnerables en el país.

Según información recopilada por los investigadores, entre los resultados obtenidos por esta encuesta nacional, se deduce que el 40 por ciento de las personas de la tercera edad distingue a la misma sociedad como el principal enemigo, al cuestionársele sobre la figura institucional que ejerce una discriminación mayor.

Son vistos como una carga que pesa sobre los sistemas sanitarios y amenaza su sostenibilidad financiera.

Cabe señalar que esta encuesta permite describir las percepciones que existen sobre la discriminación en general y considerar que es la población envejecida la que mayormente se siente excluida de la sociedad.