Las matices del envejecimiento

Médicos geriatras, voluntarios y habitantes de asilos de la tercera edad comparten como es vivir esta etapa. Señalan que la familia es importante pero no debe dependerse al 100%.
La visión de la vejez.
La visión de la vejez. (Miguel Ángel González)

"LO PRIMERO ES QUERERSE A UNO MISMO"

Carmen Sedano
Voluntaria de la Casa del Anciano Doctor Samuel Silva

Para tener una vejez saludable debe de tenerse en cuenta primero una cosa: quererse a uno mismo, esto a decir de Carmen Sedano, voluntaria de la Casa del Anciano Doctor Samuel Silva.

"Lo primero es quererse a uno mismo y la actitud que debe tenerse ante la vida de ser activa y motivada. No tiene nada que ver el dinero", afirma.

En su caso, convivir con personas de la tercera edad desde hace 21 años le ha enseñado lo importante de mantener varias cosas en orden, principalmente los temas de salud.

Al respecto, comenta que ella cuenta con 64 años de edad y hace ejercicio todos los días, además llevar una alimentación saludable. Rememora que aunque en su familia existen antecedentes de enfermedades crónicas, no necesariamente también debe pasarle.

“El ser humano es una curva y llega a una parte en que empieza a caer. Si una persona de 37 años dice que está joven y no se cuida es probable que vaya a enfermarse a futuro”, expresa el Médico Jaime Ortiz.

"Mucho depende de los hábitos que uno lleve, es decir, si fumas, tomas o te desvelas”, apunta.

En cuanto a su labor en el asilo, explica que ha sido enriquecedora y le ha sorprendido ver la manera en que muchos ancianos sociabilizan y colaboran para varias labores.

También afirma que debe tenerse una disciplina especial para lidiar con los ancianos y de la que se tienen una mala imagen.

“Hay cosas que se les critica a las madres porque se cree que son estrictas, sin embargo en parte tienen que hacerlo porque de otra forma no funciona. Estamos hablando de una cuestión de orden y no de maltrato”, indica.

A su criterio, las personas que quieran una vejez sana deben también saber desprenderse de sus seres queridos, principalmente los hijos. Debido a que en muchas ocasiones a una edad avanzada siguen preocupándose por ellos y eso les impide cuidarse.

"HACE UNO LO QUE PUEDE PARA AYUDAR"

Asunción Morales
Vive en la Casa del Anciano Doctor Samuel Silva

Asunción Morales dedicó la mayoría de su vida productiva a ser empleada doméstica y ahora pasa por una nueva etapa en la Casa del Anciano Doctor Samuel Silva. Su llegada fue hace dos años, cuando se dio cuenta que ya no era físicamente posible la rutina que llevaba a cabo.

“Toda mi vida trabajé en labores domésticas en varias casas, llegué a un momento en que me dí cuenta que me ya no me sentía bien para eso”, recuerda.

Durante ese tiempo, rememora, todo tipo de patrones: unos buenos y otros muy ‘regañones’. Sin embargo, siempre le gustó mantenerse trabajando y no depender de nadie.

Nunca tuvo hijos y la única familia con la que cuenta no tiene contacto con ella. “Me casé, pero como no aguanté a mi marido me fui. Duré con él 12 años que se me hicieron siglos. Tengo una hermana, pero como ya está como yo nunca la veo. Mis sobrinos no me hacen caso”.

A pesar de eso, Asunción no deja que su edad la deprima, ya que afirma que aún así realiza algunas labores de limpieza para colaborar con las voluntarias y personas que laboran en el asilo. “Hace uno lo que puede”.

En lo que respecta a la convivencia con sus otros compañeros, platica que aunque algunas veces baila con algunos compañeros no busca nada más. “Apenas puedo conmigo, para qué quiero un hombre. Si se portan mal ya no vuelvo a bailar con ellos”, indica.

"LA FAMILIA INFLUYE MUCHO EN EL ENVEJECIMIENTO"

Jaime Ortiz
Médico Geriatra

Según el geriatra, Jaime Ortiz, la familia es un factor fundamental para que las personas de la tercera edad tengan una vida plena y resalta que en muchas ocasiones no hay convivencia.

“Muchos pacientes cuenta con factores familiares que influyen mucho. Tengo muchos pacientes que tienen familias inmensas y van ellos solos con su bastón a la consulta, lloran cuando uno les pregunta y los interroga sobre sus seres queridos”, afirma.

Sin embargo, asegura que el otro elemento importante es el cuidado que las personas han hecho de su cuerpo y su mente a lo largo de los años. Esto debido a que al llegar a una edad dejan de hacer ejercicio y realizarse pruebas médicas.

“El ser humano es una curva y llega a una parte en que empieza a caer. Si una persona de 37 años dice que está joven y no se cuida es probable que vaya a enfermarse a futuro”, expresa.

Indica que para tener una vejez exitosa las personas deben tener una planeación y cuidados intensivos en diversas áreas, más en el caso de que su ascendencia tuvo problemas médicos.

En México la mitad de los adultos mayores cuentan con alguna discapacidad física. Hay una población estimada de 10 millones de personas de la tercera edad.

“Hay que tomar muchos factores para envejecer de manera exitosa”, asegura.

En el caso de otras de salud como la sexual, comenta que hay personas de la tercera edad que pueden tener una vida sana en ese sentido y eso depende en gran medida al temperamento de cada una.

Afirma que para tener un cuidado integral de salud, las personas deben acercarse desde ahora a diversos programas que ofrecen dependencias como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el ISSSTE que enfoca más sus programas a las personas de la tercera edad.

"LA CLAVE ESTÁ EN NO TENER QUE DEPENDER DE ALGUIEN"

Jesús Avilio Martínez
Médico Geriatra

Jesús Avilio Martínez, geriatra, considera que la clave para llegar a una vejez plena, es que las personas desarrollen toda su vida una independencia para realizar diversas labores.

“La clave no es únicamente la carencia o ausencia de la enfermedad. Lo está en no tener que depender de alguien para darle mantenimiento a mi cuerpo y desenvolverse en el medio”, asegura.

Indica que el término cronológico para determinar si una persona es de la tercera edad depende del país, sin embargo en México está establecido que a partir de la jubilación.

“Se toma en cuenta que alguien entra en esa etapa cuando se jubila y en México es a los 65 años”, expone.

Recuerda que según estadísticas del más reciente Censo de Salud y Bienestar, en México la mitad de los adultos mayores cuentan con alguna discapacidad física. Hay una población estimada de 10 millones de personas de la tercera edad.

“Lo verdaderamente impresionante es que las proyecciones a futuro son alarmantes, ya que ese sector de la población va crecer más en los próximos 20 años. Estamos hablando que va aumentar dos o tres veces el porcentaje”.

Afirma que muchas causas de esa discapacidad en ese porcentaje de los adultos mayores que viven en una situación de pobreza extrema.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) marca una estadística al respecto.

“La pobreza también interfiere, la OCDE da cifras de riesgos y pone ciertos calificativos. El 0 por ciento de los ancianos más deteriorados viven en extrema pobreza”.