Adquieren 3 municipios deuda de 72 mdp al cierre

Al inicio de gestión, Tehuácan debía 300 mil pesos; Huauchinango y Libres no tenían ningún adeudo

Puebla

Tres exalcaldes del estado causaron el mayor endeudamiento a sus municipios al cierre de sus mandatos. Los exediles de Libres, Huachinango y Tehuacán contrataron una deuda en el tercer trimestre de 2013 en suma por 72 millones de pesos, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
En el documento “Obligaciones financieras de entidades federativas y municipios”, la dependencia señaló que en el primer trimestre de 2011, cuando Eliseo Lezama Prieto rindió protesta como edil de Tehuacán, la deuda del ayuntamiento era de 300 mil pesos, pero al 31 de diciembre de 2013 ésta acumuló un monto de 31 millones de pesos, lo que equivale a un incremento de 10 mil 333 por ciento.
En el caso de Huauchinango, Omar Martínez Amador, cuando asumió el cargo de edil en el primer trimestre de 2011, el municipio no registraba pasivos, pero al mes de diciembre el ayuntamiento debía 30.6 millones de pesos.
En Libres, Óscar Valerio Herrera tomó el control del ayuntamiento en febrero de 2011 sin heredar de su antecesor una deuda pública. Pero al 31 de diciembre de 2013 el endeudamiento acumulaba una cantidad de 10.4 millones de pesos.
Los tres exalcaldes son emanados del Partido Acción Nacional y llegaron al poder mediante alianzas con otros institutos políticos.
En el 2013, Eliseo Lezama informó que contrataría una deuda para varios proyectos en la Tehuacán (el segundo municipio más poblado del estado de Puebla), uno era la construcción de una universidad virtual.
El 16 de octubre de 2013, Milenio Puebla dio a conocer que Huauchinango, gobernado por Omar Martínez Amador, era hasta ese momento de los 217 municipios del estado el que mayor deuda registraba por concepto de alumbrado público a la Comisión Federal de Electricidad, por un monto de 50 millones 225 mil 509 pesos.
Omar es el segundo de los hermanos Martínez Amador que se convierte en edil de Huauchinango. Antes de él fue Carlos Martínez Amador, en el periodo 2005-2008.
Omar Martínez quien acumulaba una deuda de 80.8 millones en el 2013 –30.6 millones con la banca comercial y 50.2 millones a la CFE– recibió a finales de ese año el “Premio Nacional al Desarrollo Municipal”.
En el caso de Libres, Óscar Valerio nunca anunció que endeudaría a su municipio ni cuáles eran los fines.

LA DEUDA FUERA DE LA CAPITAL

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público reportó que en el caso particular de 216 municipios poblanos (no incluye la ciudad de Puebla) creció en 776.5 por ciento en un periodo de tres años.
En el primer trimestre de 2011, la deuda sumaba un monto de 9.4 millones de pesos, comprometida por 13 ayuntamientos: Atlixco, Cuautlancingo, Chinantla, Guadalupe Victoria, Huauchinango, Rafael Lara Grajales, San Pedro Cholula, Santiago Miahuatlán, Tecamachalco, Tehuacán, Tianguismanalco, Tlachichuca y Venustiano Carranza.
Pero en el mes de diciembre de 2013 la deuda acumulaba un total de 73 millones de pesos, correspondiente a siete municipios: Guadalupe Victoria (300 mil pesos), Venustiano Carranza (300 mil pesos), Tianguismanalco (200 mil pesos) Rafael Lara Grajales (200 mil pesos), Huauchinango, Tehuacán y Libres.
En el caso de los siete ayuntamientos, el endeudamiento se contrató con la banca de desarrollo.
Para recordar, hay actualmente una iniciativa para autorizar una línea de crédito por 3 mil millones de pesos para los 217 ayuntamientos.
Esta será analizada por la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal y la justificación es que es necesario ese dinero para que los alcaldes entrantes tengan recursos para ejecutar proyectos de infraestructura ahora que iniciaron sus gestiones.
La iniciativa fue entregada a la pasada legislatura y quedó como uno de los pendientes heredados a los actuales diputados locales. Otra justificación es que los ediles tendrán un periodo de 4 años y 8 meses para pagar los financiamientos que soliciten.
Lo anterior sin contar que el año anterior el Congreso del Estado autorizó una solicitud del gobernador para que 17 municipios establezcan contratos con la iniciativa privada para mejorar el servicio de alumbrado público.
De tal modo que 17 ayuntamientos podrán celebrar contratos mediante Proyectos para Prestación de Servicios (PPS) con empresas para sustituir alumbrado público con el objetivo de cuidar el medio ambiente y generar ahorros al erario.
Se establece que los contratos serán firmados a 10 años y el pago de las inversiones privadas se garantizará anualmente a través de la Ley de Egresos de cada ayuntamiento.

BAJA 11.4% DEUDA DE LA CIUDAD DE PUEBLA

En los primeros tres meses de 2011 la ciudad de Puebla reportaba una deuda por 688.1 millones de pesos, que es lo que heredó la exalcaldesa Blanca Alcalá Ruiz.
Pero al 31 de diciembre de 2013 el monto de la deuda contratada con la banca comercial fue por 609 millones de pesos, según reportes de la SHCP.
El exalcalde Eduardo Rivera Pérez (sucesor de Blanca Alcalá) redujo en 79.1 millones de pesos la deuda del municipio de Puebla, lo que equivale al 11.4 por ciento.
El exedil estuvo cerca de cumplir su meta de bajar la deuda en 100 millones de pesos, a como él la recibió.
Rivera Pérez pagó los 200 millones de pesos de crédito que él contrató al inicio de su administración para la pavimentación de calles.

PASIVOS CRECIERON 186.32% EN UN AÑO

La Secretaría de Hacienda también informó que en diciembre de 2013 el estado de Puebla alcanzó el monto más bajo de su deuda pública, por un monto de 8 mil 808.1 millones de pesos, lo que representa una disminución de 296.7 millones con respecto al 2012.
Al finalizar el 2011 Puebla registró el monto más alto de su deuda, con 9 mil 318.2 millones de pesos. En el 2012 fue de 9 mil 115 millones y en el 2010 con 9 mil 104.7 millones de pesos.
Cabe señalar, según indicadores de Hacienda, que la deuda del estado de Puebla creció 186.32 por ciento en el sexenio del expresidente Felipe Calderón Hinojosa. Es decir, incrementó en 6 mil 260.8 millones de pesos.
Al cierre de 2006 la deuda de Puebla era de 3 mil 360.3 millones de pesos pero al tercer trimestre de 2012 llegó a 9 mil 621.1 millones de pesos.
El mayor crecimiento se dio entre 2007 y 2010 cuando gobernó Puebla el último mandatario priista, Mario Marín Torres. En esos cuatro años aumentó en 5 mil 744.4 millones, cerrando el 2010 con un acumulado de 9 mil 104.7 millones.
De enero de 2011 a septiembre de 2012, ya con el gobierno de coalición de Rafael Moreno Valle, la deuda se elevó otros 516.4 millones de pesos.
La información de la SHCP con un histórico hasta 1993 detalló que en ese año la deuda apenas era de 106.1 millones en Puebla. En 19 años ésta creció 9 mil 515 millones.
La deuda incluye los financiamientos pendientes del gobierno del estado, de municipios, de organismos municipales y organismos estatales descentralizados.

Reduce 3.37% el estado deuda pública en un año

La deuda del estado de Puebla sumó 8 mil 808.1 millones de pesos al cierre del año pasado, lo que significó una reducción de 3.37 por ciento en relación al monto reportado en 2012, que fue de 9 mil 115.0 millones de pesos.
De esta manera, Puebla formó parte del grupo de entidades federativas que disminuyeron su deuda pública en el periodo referido, tal es el caso de Campeche, Coahuila, Estado de México, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Tlaxcala, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
La deuda local ha ido a la baja en los últimos dos años, luego que en 2011, al inicio de la administración que encabeza Rafael Moreno Valle sumó 9 mil 318.2 millones de pesos y representó el 2.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
A partir de ese año se observó una reestructura de la deuda, de tal manera que a la fecha Puebla reporta un saldo de 8 mil 808.1 millones de pesos.
El reporte de la dependencia federal detalla que la deuda directa del gobierno del estado asciende a 5 mil 762 millones de pesos; mientras que la de organismos estatales alcanza un monto de 325.2 millones de pesos.
En tanto, el saldo total de los municipios poblanos reprevsentó 682.1 millones de pesos, mientras que la deuda de organismos municipales, como los Sistemas Operadores de Agua Potable, sumó 2 mil 38.2 millones de pesos.
El informe de la SHCP precisa que las obligaciones financieras de la entidad poblana al cierre del 2013 representaron el 1.7 por ciento del PIB, ubicándose por debajo de la media nacional que fue de 3 por ciento.
Las entidades que registraron los niveles más altos de endeudamiento respecto a su PIB fueron Chihuahua con 9.0 por ciento, Quintana Roo con 7.5, Chiapas con 7.2, Coahuila con 6.8, Nayarit con 6.1 y Veracruz con 5.0 por ciento.
Por el contrario, los estados con menor deuda en relación al Producto Interno Bruto en el año de análisis fueron Tlaxcala con cero por ciento, Campeche con 0.1, Querétaro con 0.6, Tabasco con 1.0 y Yucatán con 1.1 por ciento.
Al cierre del 2013, la deuda de las entidades federativas sumó 482 mil 807.2 millones de pesos, el mayor nivel desde que se tiene registro.