Adorar a Jesucristo no se limita a una fecha determinada

Los Testigos de Jehová, que a contra corriente de todos los que creen en el Mesías de Jerusalén consideran inexacto que en diciembre se celebre su nacimiento.
Dicen que cualquier fecha es ideal para demostrar afecto al prójimo.
Dicen que cualquier fecha es ideal para demostrar afecto al prójimo. (Archivo)

Pachuca

Pese a que la Navidad es una fecha de origen religioso, no todas los devotos de Jesucristo estarán de fiesta.

Tal es el caso de los Testigos de Jehová, que a contra corriente de todos los que creen en el Mesías de Jerusalén consideran inexacto que en diciembre se celebre su nacimiento y por ello no festejan el 24 de diciembre.

“Nosotros no celebramos la Navidad por varias razones. Una de ellas es porque en la Biblia la única fiesta que ordenó Jesucristo que se celebrara fue su muerte, en la fecha que tomamos nosotros, es la única fiesta que dijo que se recordara”, explicó uno de los voceros de los Testigos de Jehová en Hidalgo, Sotero Romero.

El religioso fue más allá al hablar del origen de la selección de la Navidad para celebrar el nacimiento de Jesucristo, a la cual él y sus compañeros de fe la consideran inexacta por cuestiones de lógica al leer las Sagradas Escrituras.

“La otra razón es porque el 25 de diciembre la tomó la cristiandad y la relacionó con la Fiesta del Sol, es una fiesta de origen pagano no religiosa.

“Jesucristo no nació en estas fechas, nació en un periodo diferente, cuando nació Jesucristo los pastores andaban a la intemperie por lo que no hacía mucho frío, fue entre febrero y marzo”, mencionó.

Para los Testigos de Jehová, la cuestión de adorar a Jesucristo no se limita en una fecha, sino en los 365 días del año, por medio de la oración, en especial el llamado Padre Nuestro, alabanza al creador para que traiga su reino y resuelva los problemas de este mundo.

De hecho ven tan cierta la llegada de este reino que la simple presencia de Jesucristo a cualquier edad es prueba de la fortaleza del creador en el mundo terrenal, por más fuerza bruta que tengan los gobiernos humanos.

“Nosotros no lo vemos como un niño cualquiera, como un niño lleno de debilidad, ahora ya lo vemos como un rey entronizado junto a su padre Jehová y que próximamente estará junto a nosotros”, dijo el vocero.

Romero añadió que el mensaje de la Navidad que propagan otras religiones es para todo el año, pero no confundirlo con los comerciales que abundan en diciembre y principios de enero, los cuales no tienen nada de divino ni religioso.

“Todas las actividades de estas fechas como Santa Clos y luego los Reyes Magos son fiestas relacionadas con un origen no religioso, son fiestas encaminadas a favorecer el comercio, pues es en esta época en que más se gasta en este tipo de superficialidades”, dijo.

Para los Testigos de Jehová, no debe de haber excusas para un regalo, cualquier fecha es ideal para demostrar afecto al prójimo estén o no los santas o los reyes magos.

“No solamente en estas fechas donde prácticamente la gente se ve comprometida, se le obliga, a comprar un regalo. Pensamos que no se hace de corazón, sino de compromiso.

“Piensen mucho, reflexionen mucho en el gobierno que les traerá paz y felicidad, este gobierno que mucha gente ha dejado de buscar y de analizar.

Jesucristo enfatizó mucho en ese gobierno, nosotros decimos que será ese gobierno el que resuelva los problemas de la humanidad y esperamos que próximamente se establezca”.

Contexto

Los testigos de Jehová dicen ser cristianos y aseguran que solo mediante Cristo se obtiene la salvación. En su página web subrayan que la familia es muy importante para ellos, por lo que rechazan las aseveraciones que sus detractores hacen en el sentido de que dividen a esa institución social.

“Tratamos de ser pacíficos y generosos todos los días del año. Por ejemplo, no pedimos dinero en nuestras reuniones ni cobramos por predicar, pues obedecemos el mandato de Jesús: ‘Recibieron gratis; den gratis’. Además, proclamamos el Reino de Dios como la única esperanza para alcanzar la paz.

Con respecto a la Navidad señalan que es un festejo que no concuerda con la Biblia de origen pagano: “si bien es cierto que optamos por no celebrar la Navidad, cada quien es libre de tomar su propia decisión al respecto”.