Acusan a ARA de construir casas en terrenos que pertenecen al poblado

La inmobiliaria pretendió pagar 35 centavos por metro cuadrado, que vale 9 mil pesos.
Quienes las compren podrían ser desalojados.
Quienes las compren podrían ser desalojados. (Tania Contreras)

Ecatepec

Comuneros del poblado de Santa María Tulpetlac acusaron a los dueños de la desarrolladora inmobiliaria ARA de ser "fraccionadores clandestinos", al edificar viviendas en terrenos que no son de su propiedad, como el conjunto Las Américas en esta demarcación, y de engañar a los ciudadanos con la venta de las mismas, pues los compradores podrían ser desalojados mediante juicio.

Javier Solórzano Flores, quien se identificó como parte de la comunidad indígena de la citada población, refirió que obtuvieron un amparo por parte de la Suprema Corte de Justicia, con el número 1025/2013-IX, ya que la comunidad reclama la propiedad que, dijo, legítimamente les pertenece, pero que fue utilizada para desarrollar un fraccionamiento.

Mencionó que de manera simbólica y en forma de protesta, han estado cerrando las oficinas de ventas que tiene el mencionado consorcio inmobiliario en el acceso del fraccionamiento Las Américas.

Añadió que en dichos locales han estado colocando pegotes con la leyenda "Inmueble Asegurado".

Solórzano Flores aseguró que las tierras donde fue construido el citado fraccionamiento pertenecen a la comuna indígena de Santa María Tulpetlac, y sostuvo que el empresario Germán Ahumada Roset, propietario de la inmobiliaria mencionada, pretende despojar de sus predios a los comuneros mediante esta acción.

"Germán Ahumada es un fraccionador clandestino que de manera ilegal ha construido casas en los terrenos que son propiedad de la comuna indígena".

"Los verdaderos dueños somos los pobladores de Tulpetlac y, por eso precisamente, no vamos a permitir que se nos despoje de nuestras tierras", agregó Solórzano Flores.

El representante de la comunidad de Santa María Tulpetlac destacó que, mediante maniobras, la inmobiliaria pretendió pagar 35 centavos por metro cuadrado de terreno, cuando lo están vendiendo en 9 mil pesos por metro cuadrado.

Resaltó que los desarrolladores no están informando del problema a las personas que ya adquirieron su casa en alguna de las tres secciones del fraccionamiento Las Américas, y que mediante un juicio se puede exigir el desalojo correspondiente.

Sin embargo, confió en que las autoridades judiciales terminarán por concederles la razón y habrá una solución apegada a derecho.