Acusa negligencia de maestro y director por caso de "bullying"

De acuerdo a la SE, ambos docentes del plantel en Zapopan podrían ser sancionados por incumplir con el protocolo de actuación que pudo complicar la salud de la menor.

Guadalajara

Tres niños golpearon a una menor en la primaria Luis Barragán Morfín, en Zapopan, el 3 de junio de 2015. La mamá de la agredida acusa al profesor del grupo de quinto año y al director de la institución de cometer una negligencia que expuso la salud de la menor.

Brígida Covarrubias Flores, madre de Valeria Montserrat, de 11 años de edad, platicó a MILENIO JALISCO que hasta hoy, luego de mes y medio del incidente, los docentes no han respondidojunto con los padres de familia de los menores implicados- por la agresión a Valeria, quien fue atacada “a patadas en la espalda y el abdomen” por tres varones, señala un acta circunstanciada firmada por el director de la escuela, Moisés Jacinto Hernández, el 5 de junio de 2015, del cual este medio tiene copia.

Dicho texto relata que “el niño Roberto metió el pie a la niña Valeria Monserrat, haciéndola caer. Ya en el suelo, los niños Maximiliano, Roberto y Emmanuel, del mismo grupo, comenzaron a insultar a Valeria al mismo tiempo que la  golpeaban sin dejarla levantarse”.

La negligencia, indica Brígida Covarrubias, fue que no se le notificara en ningún momento del ataque para que Valeria recibiera atención inmediata, con el seguro de la escuela, a pesar de que la distancia entre el domicilio de la agredida y la primaria es de “una cuadra y media”.

“Si a los niños les duele la cabeza, tienen dolor de estómago o ‘gripita’, les llaman a sus casas, ¿por qué no me mandaron hablar?”, cuestionó Covarrubias Flores, quien desembolsó, dijo, cerca de 3 mil 100 pesos por una “radiografía, después un eco y al último una endoscopía”, que le realizaron a la menor en un lapso de cerca de 20 días, según las indicaciones del médico Fabián Alonso Navarro Sánchez, quien atendió a Valeria  en una clínica particular en la colonia Colegio del Aire.

Según la Secretaría de Educación (SE) un maestro o director puede ser sancionado por romper o no realizar a ‘pie juntillas’ el protocolo cuando ocurre “la caída del niño o el conflicto con otro compañero” o algún tipo de bullying.

En entrevista para este medio, Víctor Manuel Sandoval Aranda, coordinador de educación básica de la citada dependencia, un padre tiene que ser notificado a través del director de la escuela por los casos mencionados, de lo contrario, tanto el profesor como el director serán castigados con un acta administrativa, aunque las “sanciones más fuertes que hemos tenido es a través de la denuncia en la Fiscalía”, afirmó.

El protocolo que debe seguir un profesor es: “Primero, asesorarse de lo que está sucediendo, notificar a su director (como autoridad inmediata) y tratar de resolverlo (…) En ese momento tienen que notificarles a los padres de familia y si el maestro no cumple con este protocolo, nosotros podemos actuar como autoridad y sancionar de acuerdo a cómo se realizó el protocolo, al docente o al director”, señaló Víctor Sandoval, quien también es parte del programa Suma por la paz de la SE.  

Sin embargo, Valeria, al terminar sus clases el miércoles 3 de julio, alrededor de las 19:00 horas asistió a entrenar karate, como acostumbra hacerlo de lunes a viernes. Fue después de estas actividades cuando Brígida Covarrubias se dio cuenta de los golpes que recibió su hija. “Me dijo el maestro de karate: Señora Vicky (Brígida), hable con Valeria, porque estaba ella con los más chiquitos de cinco años y ponía las manos para cubrirse” debido a los golpes que había recibido por los tres varones compañeros de la menor, -todos- alumnos de quinto año de la escuela ubicada en la calle Ayotlán, Colegio del Aire, afirma Covarrubias.

“El maestro (Víctor) no estaba en el salón. Él se enfoca a que estaba haciendo los preparativos, ensayando a los niños porque el viernes 5 (de junio pasado) iba a ser el festival de las mamás. Eso no es excusa para que no me avisaran… supo de lo que pasó en ese momento y no me avisó”, agregó.

El documento con los hechos subraya que el jueves 4 de junio pasado asistieron tanto hija como madre a la escuela Luis Barragán Morfín, donde la maestra de apoyo (Ana Joaquina Rodríguez Topete) constató “los golpes ya marcados en la niña, mismos que se presentaban ya en moretones en la espalda y abdomen, así como algunos rasguños y brazos en las piernas”, narra el acta de los hechos también firmado por la docente.

Ese mismo día asistieron al médico. “Yo creí que eran unos simples golpes ¿Cómo estarían los golpes, que un niño (Braulio) se metió para cubrir a mi hija?...”, dijo la madre de Valeria.

El lunes 29 de julio, los padres de familia de los implicados mantuvieron una reunión con los profesores y el director del plantel. Ahí, la madre de Valeria solicitó el apoyo de los papás con la mitad de los gastos médicos, petición que ha sido rechazada.

Finalmente, el coordinador Víctor Sandoval indicó que cuando los padres de familia ven que no se ha resuelto el problema, se les recomienda marcar al 3819 2717, “con la intención de poderlos atender. Tenemos un gabinete en el equipo de psicopedagogía y se atiende a toda la comunidad educativa, pero depende mucho el tema”.


NUMERALIA

Programa Suma por la paz de la SE

1,101 casos de acoso entre pares han atendido desde 2013

88 % en escuelas públicas

12% en instituciones particulares

Casos de bullying en el ciclo escolar 2014-2015

331 Primaria

203 Secundaria

64 Preescolar

13 Bachillerato

1 Universidad