Activistas buscan hablar con Presidente de México

Reiteran que la extracción de los afluentes del río Pánuco para el estado neolonés, desde su origen es un proyecto inconsistente.
Organismos tanto de Nuevo León como de Veracruz, piden se detenga o replanté el proyecto.
Organismos tanto de Nuevo León como de Veracruz, piden se detenga o replanté el proyecto. (Milenio Digital)

Pánuco

Activistas de la huasteca están buscando una audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto para expresarle de viva voz el impacto que traerá el proyecto Monterrey VI, con la esperanza de que sea reconsiderado o por lo menos se tome en cuenta que para evitar el desabasto de agua, se tienen que realizar obras alternas como la construcción de una gran represa.

"Los representantes de usuarios de los sectores productivos de la huasteca, académicos y expertos de organismos ambientalistas de la zona solicitamos una audiencia con el presidente de la República, para alertarlo e informarle a detalle del impacto que provocaría la extracción de agua y el acueducto a Nuevo León", informó José Luis León Hurtado.

El consultor ambiental reiteró que la extracción de los afluentes del río Pánuco para el estado neolonés, desde su origen es un proyecto inconsistente.

"Lo fundamentamos conforme a varios y especializados análisis hidráulicos multidisciplinarios que hemos realizado", dijo el también ex director de la Casa de la Naturaleza de Tampico.

Afirmó que de realizarse este proyecto, más grave se augura el panorama, al complementar las proyecciones al año 2030 los registros de las temperaturas y precipitaciones que generarán los efectos del cambio climático en la región.

"Los resultados indican que durante ochos meses del año la zona registrará una severa escasez de lluvias y pobres escurrimientos del sitio de la obra de toma del Monterrey VI", sostuvo.

León Hurtado, agregó que para cumplir con su objetivo, los gobiernos federal y de aquel estado tienen que realizar obras alternas como la construcción de una gran represa que garantice el suministro de 15 metros cúbicos por segundo de agua dulce para Monterrey y que garantice el abasto a los sectores productivos de la localidad veracruzana.

"Insistimos que durante décadas el periodo comprendido de octubre a mayo, la región de las huastecas, donde se ubican los ríos Tampaón, Moctezuma, Tempoal, Valles y Tamesí, principales aportes de escurrimientos al Pánuco, han registrado bajo nivel", apuntó.

Esto, mencionó, será el principal problema que enfrentará el proyecto Monterrey VI del gobierno federal y del estado de Nuevo León, pero además, advirtió, provocará un daño económico, ecológico y social por el desabasto de agua a los sectores productivos y poblaciones urbanas de la región huasteca.

En días pasados, la diputada federal Zita Pazzi condicionó el proyecto Monterrey a la creación de infraestructura para el norte de Veracruz "Presenté a la Conagua un plan de infraestructura para esta zona, y si no hay, pues que no lo hagan, es muy sencillo", dijo la legisladora panuquense, al afirmar que respalda a los productores de su distrito.

También pidió a los involucrados sentarse a dialogar para ver qué es lo que está pasando con el proyecto Monterrey VI y se dejen atrás todas las especulaciones que se están dando; "yo voy hacer mediática con este tema, pero defenderemos la parte que nos corresponde".

En el marco del día mundial del agua, el investigador ambientalista Gerardo Sánchez aseguró que este proyecto no es viable para la zona sur de Tamaulipas y norte de Veracruz, debido a que se causarán afectaciones por los cambios en el clima, en la flora y fauna, además de propiciar la escasez del suministro.