Activista Elvira Arellano pedirá asilo a EU

Consciente de que será detenida, la defensora de derechos humanos formará parte del cuarto y último grupo del movimiento "Bring them Home"
Elvira Arellano
(Alexandra Mendoza)

San Diego

La activista Elvira Arellano formará parte del cuarto y último grupo que se entregará este martes a las autoridades de inmigración en Estados Unidos, para solicitar asilo político.

La defensora de los derechos humanos se dice consciente de que será trasladada a un centro de detención por regresar al país del que fue deportada, pero, asegura, es un riesgo que tomará para mandar un mensaje al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de la necesidad de aprobar una reforma de inmigración.

"Yo sé que posiblemente vayan a querer un ejemplo y ponerme en prisión federal, pero estoy dispuesta a luchar por que estas familias puedan regresar a casa, para que más familias se organicen y luchen para defender sus derechos humanos y los derechos de niños ciudadanos de permanecer en el país", expuso.

El caso de la madre mexicana dio la vuelta al mundo y es considerada un ícono en la lucha por los derechos humanos. En 2006, la revista Time la nombró "Persona del Año", enfatizando su ejemplo y activismo por una reforma migratoria para no separar familias.

Elvira Arellano obtuvo una orden de deportación en 2002, tras una redada en el aeropuerto de Chicago, donde trabajaba de manera indocumentada. Tras el miedo de separarse de su hijo, quien es ciudadano norteamericano, buscó asilo en una iglesia, hasta finalmente ser deportada en 2007.

Este martes, la activista, acompañada de su hijo Saúl, formará parte de un grupo de 20 mexicanos que pedirán asilo o visas humanitarias para poder regresar al país que conocen como su casa.

"Voy a solicitar mi entrada, voy a ver si el presidente Obama va a ser capaz de deportarme nuevamente. Él ha puesto mi ejemplo como una madre que luchó para estar con su hijo. Él dijo que no era aceptable separar a una madre de su hijo. Sin embargo, en toda su administración se ven dos millones de personas deportadas", denunció.