Achacan a Margáin caos urbano en Valle Oriente

El presidente de la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey afirma que se sobrepasaron límites de vialidad planeados para el sector.
Actualmente hay expedientes de edificios en la mira de las autoridades.
Actualmente hay expedientes de edificios en la mira de las autoridades.

San Pedro Garza García

La modificación al Plan de Desarrollo Urbano en la administración 2006-2009 de Fernando Margáin como alcalde de San Pedro Garza García provocaron un desarrollo excesivo de edificaciones, consideró Juan Ignacio Barragán, presidente de la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey.

Ese desarrollo, advirtió, sobrepasó los límites, ya que se incrementó al doble en algunos casos la densidad.

Como ejemplo citó el caso de Valle Oriente, donde en la década de los noventas fue bien planeado su desarrollo para un determinado número de vivienda, pero de pronto se duplicó.

“Nos parece excesivo, nos parece que está sobrepasando los límites de capacidad vial. Hubo planeación, pero en los últimos años se modificó el plan y se incrementó al doble en algunos casos la densidad y ese duplicar la densidad está generando estos impactos, el caso más concreto lo podemos ver en Valle Oriente”, expresó Barragán.

Durante las últimas semanas, el tema del crecimiento urbano ha tomado nuevamente relevancia en San Pedro luego de conocerse una serie de expedientes de edificaciones irregulares en distintos puntos del municipio.

Esto provocó distintas acciones en el Ayuntamiento, desde la creación de la llamada Mesa de Justicia Administrativa, una especie de órgano alterno al Ayuntamiento para mediar y regularizar estos casos, así como el cambio de titular en la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

En ese sentido, el experto en temas de desarrollo urbano afirmó que uno de los puntos que más daño sufrió fue Valle Oriente, y responsabilizó directamente a la administración de Fernando Margáin Berlanga.

“Valle Oriente fue un desarrollo sumamente bien planeado que fue concebido para un cierto número de viviendas, no recuerdo con precisión, pero de pronto se duplicó, y entonces toda aquella planeación ya no tiene sentido”, dijo.

Barragán lamentó además que los distintos organismos de expertos en la materia no fueron consultados para ese cambio de densidades y que fue una decisión de los regidores hace dos administraciones.

Comentó que los regidores son ciudadanos de buena voluntad, pero no tienen el conocimiento técnico.

“Pensamos que está dándose de manera excesiva también, por una parte, por otra parte el municipio de San Pedro tiene la característica que el tipo de gente, el nivel socioeconómico de la gente, le permite realizar sus pagos de cuotas condominiales.

“Uno de los problemas que nosotros vemos en el crecimiento vertical  en vivienda de interés es precisamente el pago de vivienda en condominio, y si no se paga el condominio, los edificios se caen, se vienen abajo. Mientras no tengamos una cultura del condominio, y tengamos una Ley de Condominios adecuada, estos crecimientos verticales los vemos muy peligroso sobre todo en los niveles socioeconómicos más bajos”, dijo.

Se pronunció a favor del crecimiento vertical, pero con moderación, inteligencia y en zonas que tengan buen equipamiento y vialidad.