"Cada vez son más inconscientes al manejar"

Con 12 años de ser chofer una ambulancia de la Cruz Roja de Torreón, el señor Piña ha visto de todo y asegura que los servicios que cubre últimamente son de accidentes.

Torreón, Coahuila

En su trabajo como conductor de ambulacias en la Cruz Roja de Torreón desde hace 12 años, el señor Piña ha visto de todo.

De entrada, señaló al momento de la entrevista, que tenía 15 minutos que una dama al volante iba hablando por teléfono, con tres niños pequeños en el asiento trasero y la distracción de ella casi genera un choque con la ambulancia.

Por fortuna sabe de que forma se debe manejar a la defensiva, aunque consideró que si fuera un chofer más joven, probablemente hubieran tenido un accidente.

"Tengan conciencia de la herramienta que traen en sus manos, que es un vehículo. Tanto el vehículo como el que lo va manejando, van a sufrir daños en un choque".

"He visto cosas relevantes, tristes. A veces son alegrías. Vas a atender a un paciente y la alegría que te da es que le otorgas la esperanza de vivir, poniendo todo tu empeño y experiencia en él".

Al sufrir un accidente de este tipo, atropellados o personas involucradas en choque, quedan muchas veces en condiciones horrendas, dice.

Señala que es primordial que el conductor tenga precaución y que esté al pendiente no solo del vehículo de enfrente, sino de todos los que lo rodean y desde luego, respetar a los ciclistas, motociclistas y peatones.

"Choque ganado es perdido. No puede uno pensar que pueda obtener algún beneficio al causar un choque. Todo es pérdida. Vas a perder tiempo, el carro, pagarás taxi y hasta una lesión grave".

La gente se ha vuelto un poco más inconsciente al conducir. El señor Piña dice que en ocasiones los seis servicios a los que acuden en una tarde, son solo de accidentes vehiculares.

Respecto al casco, dice que se tiene que amarrar con sus cintas, pues si no es así, es como si no trajera nada, ya que el casco sale volando junto con el conductor. Caer de cabeza es garantía de muerte o de una gran herida.

Los golpes internos son algo de lo que no siempre hay consciecia, pues en un choque, por ligero que sea, siempre hay fuerzas de inercia que genera que los golpes se den y suelen ser más peligrosos que una lesión abierta.

Recomienda que se levanten más temprano, hagan las cosas de forma más tranquila y reitera: deje el celular, no se distraiga, no beba al manejar, no se maquille al volante y cuide de usted y de los demás.

ES PRIMORDIAL MANTENER LA CALMA ANTE TODO

Ya son más de seis años en los que Rigo trabaja en el Departamento de Bomberos de Torreón. Su labor no solo es apagar incendios, sino que son muchas las funciones que desempeñan.

El cuerpo de bomberos de Torreón lanza un llamado atento a la ciudadanía para que primero que nada, tenga conciencia de cómo conducen.

Una de ellas es la de apoyar en los accidentes vehiculares. Rigo señala que un accidente que lo marcó, es uno en el que fallecieron una niña y su padre tras un choque con una unidad de Seguridad Pública.

“Nos reportaron un choque y al llegar encontramos los cadáveres regados en la banqueta y los restos del auto por todos lados. El motor estaba a tres cuadras. Es duro cuando vemos eso”.

Los coches cuando se impactan a alta velocidad, se colapsan y a veces no es posible sacar a una persona del interior del vehículo.

En esos casos, los Bomberos disponen de las famosas 'quijadas de la vida'. Con herramientas convencionales o a mano, sería casi imposible que lograran un rescate.

Tienen que llegar, evaluar lo más rápido posible la situación y lo más importante, el estado de las personas para ver por ellas y tratar de evitarles el dolor lo más que se pueda, ya que las víctimas viven de por sí un momento sumamente traumático.

“Trabajamos en conjunto con Cruz Roja. Generalmente los testigos hablan primero con ellos y luego si ellos no pueden sacar a la persona, nos hablan para apoyar con la herramienta especial, luego se libera al herido y lo entregamos a la ambulancia”.

La herramienta pesa alrededor de 20 o 0 kilogramos. Es por eso que se necesita que sean al menos dos los bomberos que manipulen esta maquinaria pesada.

Esto les resulta estresante y sobre todo si el lesionado está gritando al interior del vehículo o los familiares o testigos están presionando.

Así pues, es primordial que ellos puedan mantener la calma ante todo y concentrarse en el rescate, no cometer errores y que que lo más pronto posible reciba atención médica.


CIUDADANOS DESCONOCEN REGLAMENTO DE TRÁNSITO

El oficial Caballero tiene 2 años como oficial de Peritos y señala que cada accidente es completamente diferente de otro.

Los únicos que podrían ser similares, son los choques alcances y sin embargo, también son diferentes, pero pueden llegar a ser letales.

Hay más coches transitando y la gente está más a la defensiva al ver más unidades, además de que el espacio se reduce. Refiere también que esto ha propiciado que los accidentes sean mayores.

Los vehículos que más abundan, son los de procedencia extranjera pero las autoridades han buscado que tengan un respaldo como son el seguro de vehículo y la licencia de conducir y para lo que se realizan operativos constantes para que se tomen estas medidas.

Otra cosa que ha cambiado, es que hay más descuido a la hora de manejar, pues las precauciones debidas no se tienen.

Al llegar al lugar, Caballero ya se “acostumbró”, así, entre comillas a llegar a accidentes letales. Lo que lo “agüita”, es cuando hay menores.

A fin de cuentas, el menor no iba manejando y su responsabilidad en los hechos es nula, es solo una víctima inocente. Los adultos, son otra cosa. Pero no deja de ser triste para ellos, a pesar de todo.

El Perito es el que realiza la reconstrucción del hecho en sí, llegando al lugar y elaborando un informe, el famoso croquis, en base a los dichos de los choferes, los testigos, los impactos de los vehículos y hasta los derrapes en el suelo.

Esto es lo único que ellos hacen, recaban los datos. También en los casos de lesionados o de decesos, toman información y posteriormente, el documento se pone a disposición de la autoridad que va a fincar o deslindar la responsabilidad, explicando además los motivos.