Quince casos de abuso sexual en menores en Acuña

El diputado local, Cuauhtémoc Arzola no descarta que existan más sin denunciar en esta ciudad fronteriza enmarcada por la llegada de maquiladoras.
Asegura diputado que puede haber más casos de abuso en Acuña.
Asegura diputado que puede haber más casos de abuso en Acuña. (Milenio/Archivo.)

Saltillo

La drogadicción y prostitución de menores de edad, el incremento en los embarazos de adolescentes, deserción escolar, violencia intrafamiliar cada vez más común, pero sobre todo el abuso sexual en contra de niños, son situaciones de alarma para la población del municipio de Acuña, advirtió el diputado local Cuauhtémoc Arzola Hernández.

Dijo que actualmente existen en el Ministerio Público 15 expedientes de violación sexual en contra de menores de edad, pero no descartó un mayor número de casos sin denunciar.

"Es inaceptable que uno de los segmentos de la población más vulnerables, más indefenso, sea violentado robándoles su infancia", expuso, "no debemos permitir esto, no hay excusa para no actuar aplicando todo el peso de la ley a los criminales.

"También debemos reforzar los esquemas de trabajo a favor de quienes por su edad están en riesgo constante por las características de una comunidad".

El legislador presentó un punto de acuerdo sobre el tema ante el pleno del Poder Legislativo.

La intención del legislador es que del gobierno estatal y federal haya más acciones para elevar la calidad de vida y reconstruir el tejido social de un municipio presionado desde hace décadas por la industrialización.

"Acuña ha venido presentando los efectos de la modernización y globalización, en una población que llega con retraso a esta etapa del desarrollo económico mundial y, por lo tanto los resultados se han manifestado de manera muy contradictoria en la relación, por ejemplo, de una ciudad fronteriza de un País en vías de desarrollo, con un País altamente desarrollado como Estados Unidos", mencionó.

La instalación de maquiladoras, añadió, detonó una serie de presiones por infraestructura de todo tipo, de manera especial de vivienda, espacios de recreación y escuelas de todos los niveles.

"Los resultados en lo inmediato por el impacto de la demanda han sido el hacinamiento en la vivienda disponible, carencia de espacios dignos para la convivencia familiar y construcción acelerada de espacios educativos no siempre suficientes", señaló.

A esto se suman los problemas demográficos por el flujo de migrantes hacia Estados Unidos y la violencia por el crimen organizado.

"El tejido social de Acuña entró en una etapa donde era difícil reconocer las raíces que le dieron identidad a la convivencia entre sus habitantes y los conflictos de tipo social y familiar rebasaron las experiencias conocidas, requiriendo de la intervención inmediata de la estructura gubernamental para atender los efectos de la modernidad en ese campo de la convivencia social", anotó el legislador originario del municipio fronterizo.