Abrigar o no a nuestro perro durante invierno

Las razas pequeñas suelen requerir un suéter; abrigar a canes que ya están preparados para el frío no suele ser una buena idea.
Los chihuahuas pueden necesitar abrigo por su poca grasa corporal.
Los chihuahuas pueden necesitar abrigo por su poca grasa corporal. (Especial)

Guadalajara

Las temperaturas ya bajaron y los abrigos salieron del closet para contrarrestar el frío que comienza a sentirse en la ciudad. Al igual que el humano, hay algunas razas de perros que sufren de la temporada invernal por lo que se pueden tomar medidas para evitar enfermedades en los animales de compañía.

La solución más común para proteger de las bajas temperaturas a un can es el ponerle un suéter. Sin embargo, no todas las razas lo necesitan. Por tal razón, se deben tomar algunas consideraciones. Lo primero es determinar si la raza del animal requiere un “abrigo”.

“Sabemos que tenemos una diversidad (de perros) muy grande, entonces son animales que por su raza ya tengan un pelaje ya adaptado al frío y hay otros que también por el tipo de raza que es de pelaje corto o que están acostumbrados a un tipo de clima diferente”, señaló Tzintli Meraz Medina, coordinadora de la carrera de Medicina Veterinaria y Zoocténia.

Las razas que pueden utilizar una prenda son aquellos que tienen poca grasa corporal, como los chihuahueños. También se debe tomar a consideración el no dejar a los perros dormir en un espacio abierto, esto por las temperaturas bajan y los frentes fríos que se registran.

El no tomar medidas para proteger a las razas pequeñas puede provocar enfermedades en el animal. Por ejemplo, se pueden presentar casos de faringitis, laringitis, bronquitis y padecimientos más graves como pulmonía o tos de las perreras.

En el comportamiento del animal podemos ver si este siente frío, por ejemplo, si busca espacios del hogar que le puedan provocar calor.

No se trata de que cualquier perro requiere un abrigo para la temporada de frío. Como anteriormente se mencionaba, hay razas que tienen las condiciones naturales para protegerse bajas temperaturas y el cubrirlos pueden generarles pasar momentos muy calurosos.

“Sí es molesto para el animal, por supuesto también ellos tienen calor. Recordemos que no tienen glándulas sudoríparas como tal, entonces ellos no pueden sudar y tienen que llegar a su temperatura  mediando de jadeo y de los cojinetes. Va a ser un animal que vamos a tener todo el tiempo jadeando o  tirado en áreas frescas porque tiene calor por el uso innecesario de una prenda”, explicó.

Contrario a los perros, los gatos son autosuficientes y generalmente cuentan con pelaje que ayuda e evitar lo helado; además de que siempre buscan lugares en los cuales puedan protegerse. En este punto se hace una recomendación para los automovilistas para que durante las mañanas revisen los motores de los automóviles. Los gatos suelen meterse al área donde se encuentra el motor de un vehículo para mantenerse caliente. Sin embargo, los conductores no suelen darse cuenta que un felino está al interior del cofre y se registran fatales accidentes.